Empresas

El Servicio Panamericano no teme al final
del efectivo

Brink’s advierte que el efectivo, en cuyo movimiento se basa su negocio, se quedará en el mundo por largo rato, debido principalmente a la ventaja de anonimato que concede a quien lo usa, por lo que a pesar de que el uso de este va a la baja, buscará nuevas estrategias para repuntar.
Jonathan Ruiz
23 noviembre 2014 18:5 Última actualización 24 noviembre 2014 4:55
Thomas Schievelbein, presidente y director general de Brink’s

Schievelbein tiene clara la necesidad de transformar el negocio. (Brauilio Tenorio)

Aumenta el uso del dinero electrónico y Suecia abandona sus billetes, pero el presidente mundial de Brink’s, empresa dueña del Servicio Panamericano de Protección en México, advierte que el efectivo, en cuyo movimiento se basa su negocio, se quedará en el mundo por largo rato.

¿La razón? Thomas Schievelbein, presidente y director general de Brink’s, destaca, entre otras, la ventaja de anonimato que concede a quien lo usa.

“Cuando revisas la cantidad de efectivo disponible, te das cuenta de que crece más rápido que el Producto Interno Bruto”, destaca. Por ejemplo, advierte la conveniencia de usarlo al pagar habitaciones de hotel, sin dejar rastro.

En exclusiva para El Financiero, admite que observa con atención el ascenso de productos como PayPal y Apple Pay, que permiten pagar con seguridad no sólo en internet, sino que avanzan hacia la posibilidad de hacer pagos en almacenes y tiendas usando sólo un smartphone.

“Apple Pay canibalizará a las tarjetas de crédito”, advierte el ejecutivo, ingeniero por la Academia Naval de Estados Unidos en Annapolis, Maryland, y maestro en energía nuclear por la Universidad de Virginia. Su empresa tiene presencia en Europa, Asia y América.

Schievelbein reconoce que sus ingresos cayeron particularmente en Latinoamérica. La empresa tuvo una baja de 44 millones en sus utilidades en el tercer trimestre del 2014, de los cuales, 32 millones se explican por una reducción orgánica de ganancias principalmente en esa región, dijo en una llamada con inversionistas.

Pero la caída poco tiene que ver con una baja del negocio, explica en entrevista. De ese dinero, 10 millones de dólares se vinculan al robo más cuantioso en la historia de Chile.

Según medios locales, en agosto, ocho personas armadas entraron al área de carga del Aeropuerto de Santiago, en donde amenazaron a los guardias que embarcarían el dinero en un avión. Los atacantes se apoderaron del botín y huyeron.

El presidente de Brink’s dice que nunca lo recuperaron y debió anotarlo como pérdida en su estado de resultados del trimestre. Estos casos evidencian que al menos en su negocio puede haber situaciones de mayor riesgo que la inseguridad que le representa México.

A pregunta expresa, el CEO de Brink’s respondió que hoy el país no es más peligroso que antes y que ha enfrentado ataques más cuantiosos en Bélgica.

NUEVOS NICHOS

Schievelbein percibe que su negocio de traslado de valores migrará al de servicios de administración de efectivo y de cajeros automáticos, dentro de las tiendas, lo que derivará en ingresos crecientes, particularmente en México, a partir del próximo año.

Ese servicio consideraría la entrega de información en tiempo real sobre la disponibilidad de efectivo de una determinada denominación en cajeros. En ese negocio ya tiene como cliente a Walmart en Estados Unidos, lo que representa una oportunidad de replicarlo localmente, comenta el ejecutivo.

“Necesitamos transformar el negocio. Cambiar de ser simplemente una firma de logística y seguridad a una que ofrezca soluciones financieras, como administrar redes de cajeros automáticos”, avizora Schievelbein, quien reitera la dificultad de mover billetes aun incluso dentro de un solo recinto.

Hoy, además del traslado de efectivo, Brink’s ofrece el movimiento de joyas y de productos farmacéuticos.

Adicionalmente, Schievelbein detecta oportunidades de atender un nuevo negocio, como el de traslado de obras de arte que crece en el mundo.