Empresas

El Portón apuesta por los tacos al pastor y el tequila

La modernización de la marca, adquirida por Alsea en 2014 junto con Vips, incluirá cambios en los muebles, el diseño y el menú, el cual incorporará bebidas alcohólicas fuertes.
Bloomberg
26 enero 2016 13:43 Última actualización 26 enero 2016 13:43
Tacos al pastor. (El Financiero)

Tacos al pastor. (El Financiero)

Alsea, la operadora de restaurantes que incorporó los lattes venti y los Whoppers dobles a la dieta mexicana, ahora apuesta al tequila y los tacos para mantener su crecimiento de ventas por encima del de los competidores globales.

Alsea, que administra Starbucks y Burger King en México, transformará los establecimientos anticuados de los restaurantes El Portón, una de las marcas que adquirió cuando compró los restaurantes familiares Vips en 2014, en una franquicia moderna que ofrece cosas como tacos al pastor con un shot de tequila al lado. Los 74 locales de El Portón constituyen una oportunidad atractiva, según Barclays Plc.

Las acciones de la empresa con sede en Ciudad de México saltaron 53 por ciento y llegaron a 62.80 pesos mexicanos en los últimos 12 meses, la mayor ganancia en la bolsa de referencia de México, en tanto sus restaurantes, entre ellos Chili’s y P.F. Chang’s, atienden a una clase media creciente que quiere salir a comer sin exceder su presupuesto. Es probable que la racha continúe y los analistas monitoreados por Bloomberg estiman un aumento del 41 por ciento en las ventas durante 2015 en relación al año anterior cuando Alsea informe sus resultados el mes que viene.

“Esta es una empresa mexicana con muchas marcas pero sin restaurantes mexicanos, entonces va bien con el portafolio de
valores de Alsea”, dijo Montserrat Antón, analista de Invex Casa de Bolsa SA en Ciudad de México. “El Portón siempre estuvo a la sombra de Vips, y con una estrategia más concentrada ambas marcas pueden tener su propia identidad”.

TEQUILA

El año pasado, el crecimiento de las ventas fue incentivado en parte por las adquisiciones, y El Portón producirá márgenes de ganancias más bajos que los de algunas de las otras marcas de Alsea porque apunta a clientes con menos ingresos, dijo Antón.

Sin embargo, es probable que la rentabilidad mejore en los próximos trimestres, cuando la gestión descubra la mejor forma de posicionar la marca, lo que incluirá cambios en los muebles, el diseño y el menú, como la incorporación de bebidas alcohólicas fuertes, dijo el analista de Barclays Benjamin Theurer en una nota este mes.

“Definitivamente, planeamos seguir con un crecimiento enérgico” en 2016, dijo el presidente Alberto Torrado Martínez en una llamada con inversores a fines de octubre. “Haremos inversión bastante grande en las marcas Vips y El Portón porque hemos estado trabajado durante casi un año ahora en la forma de llevar a esas marcas al nuevo nivel”.

Alsea, que opera en toda América Latina y España, obtuvo el 61 por ciento de sus ocho mil 200 millones de pesos en ventas durante el tercer trimestre en México, donde la confianza del consumidor aumentó por cuarto mes consecutivo en diciembre y el desempleo ronda los valores más bajos en siete años.

Se estima que el PIB de México crezca 2.8 por ciento este año, más rápido que el de Chile, Argentina, Brasil y Venezuela, según la mediana de proyecciones de analistas encuestados por Bloomberg. Con todo, a pesar de tener la economía más robusta entre los grandes mercados de la región, el peso sigue siendo uno de los mayores dolores de cabeza para Alsea, en tanto cayó 7.5 por ciento frente al dólar estadounidense y rompió récords desde que empezó el año y se transformó en la moneda de peor desempeño en la región.

“Cambiar su menú, ofrecer un mejor servicio, vender tequila y otras bebidas típicas mexicanas y mejorar la experiencia del cliente bien podrían traer mejores retornos”, dijo Theurer de Barclays.