Empresas

El plan de Genomma Lab para reconquistar a
sus inversionistas

Máximo Juda, el CEO de 39 años de la farmacéutica mexicana, planea deshacerse de unas 20 marcas para racionalizar las operaciones y crecer en el extranjero después de que sus acciones se desplomaron un 65% en el último año.
Bloomberg
06 noviembre 2015 10:36 Última actualización 06 noviembre 2015 10:37
Genomma Lab

Genomma Lab (Tomada de Twitter)

Genomma Lab Internacional SAB, la empresa farmacéutica mexicana cuyas acciones se negocian cerca del nivel más bajo en seis años, se deshará de unas 20 marcas menos conocidas como parte de un esfuerzo para racionalizar las operaciones y crecer en el extranjero luego de que cayeran las ventas en su mercado de origen.

La empresa de productos de venta libre que incluyen desde champús para la caída del cabello hasta medicamentos para el acné redujo su plantilla mexicana en un 40 por ciento en los últimos doce meses a unas 630 personas, según Máximo Juda, el nuevo máximo responsable ejecutivo de la compañía. El funcionario de 39 años, que asumió su cargo en julio al dejarlo el presidente Rodrigo Herrera, dice que la nueva conducción de Genomma también ha archivado un plan anterior de otorgar licencias por unas veinte marcas no centrales.

La empresa usará su efectivo para recomprar acciones, saldar deuda y posiblemente adquirir marcas competidoras a partir del año que viene, señaló Juda. El nativo de Argentina, que trabaja en Genomma desde hace trece años durante los cuales lanzó las operaciones en Argentina, Brasil y los Estados Unidos, dice saber que los inversores perdieron la confianza en la firma cuando sus acciones se desplomaron un 65 por ciento en el último año. Manifiesta estar seguro de que Genomma los va a reconquistar.

“Vamos a cumplir con lo que prometimos”, declaró Juda en una entrevista que tuvo lugar esta semana en la sede de Genomma en el barrio de Santa Fe de Ciudad de México. “Puede que sea una compañía más aburrida pero será una más creíble y orientada a la obtención de resultados”.

Juda tiene ante sí una dura batalla. Ninguno de los quince analistas que participaron en una encuesta de Bloomberg recomienda comprar Genomma. Las ganancias de la farmacéutica fueron inferiores a las proyecciones de los analistas en doce de los últimos quince trimestres.

La empresa informó el 28 de octubre haber registrado una utilidad neta de 182.5 millones de pesos (11 millones de dólares) en el tercer trimestre, un 34 por ciento por debajo de la estimación promedio de cinco analistas consultados por Bloomberg.

Si bien Juda no accedió a decir cuál era para él el valor justo de la acción, señaló que las acciones podrían alcanzar un récord en los próximos tres años porque “los indicadores fundamentales estarán allí”.

Juda dijo que el tercer trimestre del año que viene será un punto de inflexión para Genomma porque la compañía habrá cumplido con todas las previsiones durante cuatro trimestres consecutivos y habrá terminado el proceso de reducción de existencias de clientes en México. La compañía proyecta que las ventas totales caerán un 5.4 por ciento interanual en 2015.

Los inversores perdieron la confianza “porque no pudimos tener un desempeño acorde con nuestras previsiones y no generábamos efectivo”, dijo Juda.

La compañía ahora dice que prevé generar 560 millones de pesos de flujo libre de caja en 2015, por debajo de una proyección anterior de mil 700 millones de pesos este año.

Entre las marcas de Genomma se cuentan el champú Tío Nacho, que asegura prevenir la calvicie, Cicatricure Gel y la crema antihongos Silka, que cura el pie de atleta y la picazón.