Empresas

El lado oscuro
de compartir tus datos

Redes sociales como Facebook, que reportan ingresos en un trimestre por publicidad superiores a 2 mil millones de dólares, utilizan con estos fines la información de los usuarios, con tan solo un 'like' se puede aportar muchos datos.
Ana Martínez
09 febrero 2014 15:57 Última actualización 10 febrero 2014 5:0
Etiquetas
Facebook (Imagen de inicio de Facebook)

Expertos advierten sobre los riesgos de compartir datos. (Imagen de inicio de Facebook)

La tecnología ha ayudado a simplificar los intercambios comerciales y otros procesos de la vida diaria y en línea, pero expertos advierten sobre los riesgos de compartir datos que pertenecen estrictamente a la esfera privada y que después pueden ser utilizados por las compañías con el fin de incrementar sus ventas con publicidad personalizada.

“Las empresas y el gobierno solamente ven la posibilidad de brindarte mejores servicios a través de tener una serie de datos que en realidad son parte de tu esfera privada, pero te hacen creer que no lo son”, comentó Antonio Martínez, oficial de Comunicación de la organización Artículo 19.

Un ejemplo es Facebook, que recolecta metadatos de todo lo que los clientes comparten en sus muros y marcan con un ‘me gusta’, para promocionar productos que puedan interesar a una persona determinada.

La directora de operaciones de la red social, Sheryl Sandberg, comentó en conferencia que uno de los principales focos para la compañía es mejorar la conexión entre las marcas y los consumidores y medir el impacto en las ventas de los anunciantes.

Facebook reportó ingresos por publicidad superiores 2 mil 300 millones de dólares en el cuarto trimestre del 2013.

En la nueva era del marketing, masivo y personalizado, es importante que las compañías diseñen esquemas de seguridad, protección y respeto de los datos.

“Las regulaciones prohibitivas se dan cuando las empresas toman malas decisiones sobre qué hacer con la información”, dijo Kevin Bishop, vicepresidente de Marketing de IBM.

Adicionalmente, estos datos pueden ser rastreados por el gobierno y descontextualizados podrían ser utilizados incluso para iniciar procesos legales de criminalización.

Martínez considera que tanto la privacidad como la libertad de las personas están en juego en el análisis de los datos; por tanto, los consumidores deben ser más responsables en la aceptación de los términos y condiciones de uso de las plataformas, sobre todo en las redes sociales, así como impulsar a que las empresas sean más responsables con la información.