Empresas

El Farolito y Krispy Kreme apostarán por banquetes

Taco Holding, operador de las marcas Krispy Kreme, El Farolito, Sbarro y otros, apostará por el mercado del servicio de banquetes, esperando que este llegue a representar el 10% de sus ingresos hacia el segundo semestre de este año, adelantó Roberto Terrazas, socio del fondo Nexxus, su controlador. 
Claudia Alcántara
01 marzo 2015 20:45 Última actualización 02 marzo 2015 8:26
Krispy Kreme

Krispy Kreme (Cortesía Krispy Kreme)

Krispy Kreme, Sbarro, Cáfé Dileto, El Farolito y Nunys, así como otras marcas operadas en México por Taco Holding, se lanzarán al ‘jugoso’ mercado que representa el catering o servicio de banquetes, adelantó Roberto Terrazas, socio del fondo Nexxus, su controlador.

El objetivo es que estas marcas atiendan el servicio de comida de bodas, bautizos, así como fiestas corporativas y que el segmento llegue a representar a mediano plazo más del 30 por ciento de los ingresos de las diferentes marcas, así como 10 por ciento a nivel grupo.

“En 2015 comenzará a pintar, seguramente va a ser difícil que el 10 por ciento de los ingresos se generen por banquetes el primer semestre, pero conforme vayamos ejecutando hacia el segundo semestre deberíamos llegar ahí. Queremos que se convierta en una parte medular de nuestros ingresos”, dijo Terrazas.

La operadora se dio cuenta de que en estos eventos hay una demanda por servicios de calidad y desde el cuarto trimestre de 2014 comenzó a explorar el mercado como prueba piloto, por lo que en este año entrará de lleno.

Los banquetes serán multiconcepto y se atenderán eventos con un mínimo de 35 personas.

“Si tienes una boda, una primera comunión, una fiesta de un corporativo, podemos ir y podemos poner la parrilla con El Farolito, la parrilla con las hamburguesas de Sixties, la barra de Café Dileto, el carrito de helados de Neve Gelatto, la torre de donas de Krispy, la máquina de yogurts de Nunys”, ejemplificó Terrazas.

Hasta ahora, los clientes han estado satisfechos con el servicio, pues sólo tienen que coordinarse con un proveedor, en lugar de varios.

Con sabor