Empresas
franquicias

El ABC para exportar
una franquicia

En México ha llegado la “tercera ola” de las franquicias, la consolidación de los negocios mexicanos, por lo que en 2015, al menos 15 del sector alimentos y de venta al detalle saldrán del país. Conoce los 5 pasos para ser una de estas franquicias que saltan al extranjero.
Rosalía Lara
13 noviembre 2014 22:54 Última actualización 19 marzo 2015 18:4
[Cuartoscuro] KidZania llega a 8 países, entre ellos Turquía, Rusia, Arabia Saudita y Egipto. 

Un caso de éxito es Kidzania que ha conquistado desde el mercado de Estados Unidos hasta Dubai. (Cuartoscuro)

Para 2015 se espera que al menos 15 franquicias mexicanas del sector alimentos y dedicadas a la venta al detalle salgan de México a probar suerte en Centroamérica, Asia, Europa y Estados Unidos, de acuerdo con datos de consultoras.

Esto podría ser inédito, ya que en los últimos 17 años, sólo 30 marcas nacionales han exportado sus conceptos en la búsqueda de nuevos mercados.

De los casos más conocidos están El Fogoncito, que opera tres unidades en China; Prendamex, que se encuentra en Los Ángeles y Guatemala; y Kidzania, que ha conquistado desde el mercado de Estados Unidos hasta Dubai.

Juan Manuel Gallástegui, director general de la consultoría Gallástegui, Armella y Asociados, explicó que el notable interés de las marcas por salir del país en el siguiente año, es porque México ha llegado a lo que comúnmente se le conoce como la ‘tercera ola’ de las franquicias, es decir, la etapa de madurez y consolidación del modelo de negocios.

La ‘primera ola’ es cuando al país llega el modelo promovido por franquicias extranjeras; la segunda es cuando comienzan a desarrollarse franquicias locales y la tercera es la consolidación de estas franquicias, lo cual les permite exportar hacia otros países.

“La tercera ola es cuando alcanzan tal grado de maduración, y de consolidación las franquicias, que se exportan y México está entrando de lleno a esa tercera ola”, señaló Gallástegui.

Ferenz Feher, director de la consultora Feher & Feher, indicó que una encuesta aplicada este año por su compañía a 200 empresas franquiciantes reveló que el 35 por ciento no planea salir al extranjero, pero el 65 por ciento sí pretende exportar su modelo de negocios en los siguientes años y están realizando procesos para llevarlo a cabo.

De las regiones a las que estas marcas desean llegar, 39 por ciento piensa en explorar Estados Unidos y Canadá; 30 por ciento, Centroamérica (Guatemala, Honduras, Costa Rica y Panamá); 23 por ciento a Sudamérica (Brasil, Argentina, Chile, Venezuela, Uruguay); 6 por ciento Europa (España y Francia); y 1 por ciento a Asia (China e Israel).

“Una posibilidad de que elijan estos mercados es porque alguien abrió brecha y la otra es porque en México ya han logrado cumplir con sus metas; o bien, buscan realizar su crecimiento en paralelo al mercado mexicano con otros, en donde tiene posibilidades importantes de crecer”, apuntó Feher.

José Luis Navarro, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), consideró que no todas las marcas pueden ser globales, ya que el producto o concepto no logra convencer al cliente.

“Hay marcas muy exitosas cuyo producto puede ser un éxito y a la hora que las pasamos a espacios y geografías distintas, con economías diferentes, el resultado no es necesariamente exitoso”, resaltó.

Feher consideró que la experiencia que han tenido empresas, como El Fogoncito en China, demuestra que no es tan sencillo llegar a mercados tan opuestos; inclusive, dijo, en mercados fronterizos y con culturas similares también representa un riesgo, lo importante es tener un producto que valga la pena que llevar a ese lugar.

Gallástegui explicó que el mercado natural de las franquicias mexicanas es Centroamérica, no sólo por la similitud de las culturas y el idioma, sino por la cercanía, que permite prestar asistencia técnica al franquiciatario y supervisar la operación con mayor precisión.

Además de tener legalmente protegido el concepto y la marca, la franquiciante tiene que verificar la solvencia moral y económica de sus socios inversionistas, para garantizar que existan recursos suficientes para ejecutar el plan de expansión.

Da clic en la imagen para agrandarla

“para