Empresas

Ecoturismo, segmento desaprovechado para atraer viajeros a México

México se encuentra muy rezagado en ecoturismo, actualmente el aprovechamiento de este mercado no alcanza ni 50% de su potencial, el cual podría representar grandes beneficios al país, aseguró Héctor Ceballos, investigador y catedrático de la Ibero.
Claudia Alcántara
28 septiembre 2014 20:5 Última actualización 29 septiembre 2014 4:55
El experimentado buzo Gerardo del Villar ofrece cursos seguros de buceo. (Cortesía)

El experimentado buzo Gerardo del Villar ofrece cursos seguros de buceo. (Cortesía)

Aunque México cuenta con gran prestigio turístico en el segmento de sol y playa, es prácticamente nula su participación en ecoturismo. En Europa y Norteamérica actividades como el avistamiento de aves, representan un mercado potencial de 25 mil millones de dólares al año, de acuerdo con expertos.

Héctor Ceballos, investigador y catedrático de la Universidad Iberoamericana, aseguró que México se encuentra muy rezagado en este segmento turístico, modalidad que podría representar grandes beneficios al país, tanto para conservar su medio ambiente, como para darle opciones de sustento a las comunidades rurales.

El aprovechamiento que hoy se tiene en México de este mercado no alcanza ni 50 por ciento de su potencial, mientras que países como Perú, Ecuador, Costa Rica, Kenya y Sudáfrica han logrado un marcado desarrollo ecoturístico, destacó.

Otra parte del problema es que en México se ha confundido el concepto de ecoturismo con el de turismo de aventura, añadió.

“El ecoturismo es la observación disfrute y sentirse inmerso en la naturaleza, y no tanto para practicar un deporte extremo o para tener una emoción o derramar adrenalina. El verdadero ecoturismo se puede disfrutar de los 5 a los 75 años, en cambio el turismo de aventura es un nicho más limitado”, comentó Ceballos.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el ecoturismo es una modalidad turística ambientalmente responsable, consistente en visitar áreas naturales, relativamente sin perturbar, con el fin de apreciar y estudiar sus atractivos naturales.

Ceballos consideró que como ecoturismo, también se puede considerar el avistamiento de ballenas y del tiburón ballena, los cuales se realizan en Baja California y Holbox, Quintana Roo, pero son actividades que realiza el turista de forma adicional, a su motivo de viaje principal.

Julio Castañeda, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, expuso que sus asociados venden este tipo de atractivos de forma desarticulada, pues no hay agencias especializadas en traer a este tipo de turismo internacional.

El segmento de ecoturismo está integrado por mercados de alto poder adquisitivo, con conocimientos, y preocupados por los temas ambientales. No sólo hay un potencial en el área internacional, sino local, consideró Vicente Ferreyra, coordinador de turismo sustentable del Fondo Mundial para la Naturaleza.

Aunque no hay estudios precisos, dijo que en México se hacen cerca de 60 millones de viajes, de los cuales, entre 15 y 20 por ciento son personas interesadas en temas ecoturísticos.

NICHO DE MERCADO      
A nivel internacional, México es el cuarto país con mayor biodiversidad biológica, el segundo con mayor diversidad de ecosistemas y el séptimo en número de culturas originales.

Entre 15 y 20 por ciento del turismo en el país está interesado en temas de ecoturismo.
El avistamiento de aves representa un mercado potencial que genera 25 mil millones de dólares al año.
En el mundo, el ecoturismo crece entre 8 y 10 por ciento al año, el doble que el turismo tradicional.
El desarrollo del mercado ecoturísitico en el país no llega ni al 50 por ciento de su potencial.
Principales estados ecoturísticos: Baja California Sur, Oaxaca, Yucatán, Veracruz, Chiapas, Quintana Roo.
                                                                                    FUENTE: Analistas