Empresas

Dueña de Wings se reinventa a 50 años de montar cafetería en un avión pequeño

Con una cafetería dentro de un pequeño avión y una plantilla de siete empleados, CMR, dueña de Wings, inició su historia hace 50 años. Ahora cuenta con marcas como Chili´s, Red Lobster, Olive Garden y The  Capital Grill, las cuales están en proceso de remodelación.
Fernanda Celis
13 octubre 2015 21:43 Última actualización 14 octubre 2015 4:55
Restaurante Wings

Restaurante Wings. (Tomada de Twitter)

En octubre de 1965 a Joaquín Vargas Gómez le tocó emprender en el negocio de la comida al abrir una cafetería dentro de un pequeño avión North Star DC-4, con una plantilla de apenas siete empleados.

Cincuenta años después, su nieto, Joaquín Vargas Mier y Terán, ha reinventado lo que hoy es Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) con la renovación de unidades, principalmente de su marca insignia Wings, además de la optimización de activos, importación de marcas en el segmento de casual dining y con la desincorporación de activos no estratégicos.

Paula Castejón, directora de Comunicación de la empresa, explicó que desde el 2014 se ha trabajado en la renovación de todos los restaurantes Wings, con un cambio en su logotipo y tipo de letra, que transmiten una imagen más joven y fresca, al tiempo que se cambiaron las tapicerías, cuadros, mobiliario y los tonos de los establecimientos.

En Chili´s​, la compañía está modificando la imagen de las aproximadamente 59 unidades que opera en México con un nuevo modelo de cocina llamado Kitchen of The Future y el restaurante Meridiem, ubicado en el Bosque de Chapultepec, fue renovado en su totalidad el pasado mes de julio, además de cambiar de nombre a Bistro de Chapultepec, un concepto dentro de la categoría Premium.

Además de Wings y Chili´s (en algunos estados), CMR opera las marcas Fonda Mexicana, La Destilería, El Lago, el nuevo Bistro Chapultepec, y la cantina La Calle. Joaquín Vargas Mier y Terán fue el responsable de la alianza de CMR con Darden Inc., la cual permitió al grupo fortalecer su división de casual dining, al traer a México las marcas de restaurantes Red Lobster y Olive Garden.

“El peso de esas tres marcas (Red Lobster, Olive Garden y The Capital Grill) en los números de CMR debería ser arriba del 20 por ciento en términos de utilidades para los próximos años, actualmente contribuyen con menos de 10 por ciento”, dijo Francisco Trejo, vicepresidente de Finanzas de la firma. La apuesta por este segmento, indicó, se debe a que tiene un mayor ticket promedio.

A junio de 2015 se habían inaugurado 15 unidades de estas tres marcas y hacia el 2017 se pondrán en operación otras 22, de acuerdo con el convenio firmado con la estadounidense Darden. Según datos de Euromonitor, el segmento de casual dining tuvo un valor de más de 19 mil millones de pesos en 2014 y se estima que el grupo tiene una participación de 12 por ciento en este segmento.

A poco más de dos años de haber tomado las riendas del negocio, Vargas Mier y Terán, ingeniero industrial por la Universidad Iberoamericana, ha entregado buenas cuentas. Entre el primer semestre de 2013 y el mismo lapso de 2015 logró aumentar en 20 por ciento los ingresos del grupo y en 58 por ciento la generación de flujo operativo (EBITDA), además de reducir de 1.8 a 1.5 veces el apalancamiento de la compañía (medido por la razón deuda neta a EBITDA).

Con casi 130 unidades, al cierre de junio pasado, el grupo estaba presente en 25 ciudades de 22 estados y el Distrito Federal. Francisco Trejo dijo que en 2015 cerrarán con una inversión histórica de 400 millones de pesos, recursos que enfocará a la apertura de al menos 10 restaurantes, además de incrementar en 12 por ciento sus flujos de operación.

DRIVERS DEL CRECIMIENTO

De acuerdo con el responsable de las Finanzas de CMR, los drivers del crecimiento del grupo para los próximos 5 años estarán en la incorporación de nuevas marcas en el fast food, generación de eficiencias en costos y gastos, la apertura de más de 20 unidades de las marcas de Darden y la llegada a nuevos mercados en México.

Además, buscará seguirá incrementando sus ventas a doble dígito y cerrar 2015 con un avance de 12 por ciento, en comparación con 2014.
La firma está abierta a analizar propuestas para adquirir otras marcas, como las que tiene Advent International (La Mansión y Gino’s). Además, no descarta exportar alguna de sus marcas, aunque aún no hay nada definido, comentó Castejón.

La cadena de restaurantes y cafeterías cumple 50 años de operación.