Empresas

Dragon Mart y ropa ilegal freno para naciente sector de moda

10 febrero 2014 4:21 Última actualización 08 octubre 2013 20:44

[Canaive llama a gobierno a terminar con competencia desleal / El Financiero]


 
 
Gabriela Chávez
 
GUADALAJARA, Jal., 8 de octubre.- El ingreso de mercancía ilegal al país y la construcción de Dragon Mart representan dos de los principales obstáculos para el desarrollo del sector de la moda que genera mil millones de dólares anuales de exportación, señaló la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) Jalisco, María Rosario Mendoza Verduzco.
 
En el marco de la inauguración de la Semana de la Moda, con tres eventos simultáneos del ramo: Minerva Fashion, Expo Joya y Modama, sectores que hicieron frente común y aglutinan tres mil empresas de las industrias del calzado, textil-vestido y joyería, la también diseñadora de prendas de manta Takasami hizo un llamado a las autoridades para “frenar la competencia desleal”.
 
En respuesta el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, quien acudió en representación del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto se comprometió a llevar el mensaje ante el titular del poder ejecutivo federal, luego de reconocer que el desarrollo del sector moda requiere certeza legal y un justo equilibrio entre los competidores.
 
También admitió que el desarrollo del centro comercial -Dragon Mart- representa una desventaja para la industria nacional.
 
Aunque el secretario de Desarrollo Agrario reconoció que su cargo está alejado de las actividades de este clúster, dijo que México es hoy el quinto proveedor de prendas de vestir en Estados Unidos “dejando atrás a India” y derribando el mito que sólo con mano de obra barata, “por no decir en condiciones infrahumanas”, se es capaz de competir.
 
Desleal
 
Entrevistada por El Financiero, la presidenta de la Canaive Jalisco se mostró en desacuerdo con recientes declaraciones del titular de Economía, Idelfonso Guajardo sobre que Dragon Mart debe verse como un “escaparate”.
 
Rosario Mendoza indicó que los productos chinos y los mexicanos “no compiten en igualdad de condiciones en México”, pues mientras los primeros están subsidiados por su gobierno y por eso son baratos, los industriales del país saldan altos costos de producción.
 
Ello sin contar los productos que ingresan “de contrabando” y se comercializan sin control en el mercado nacional, pues “de cada 10 sólo cuatro son artículos mexicanos”, puntualizó Mendoza.