Empresas
caso de estudio

Don’t Worry reinventa
los snacks y ‘sacia’ el 
antojo de los mexicanos

Don't Worry, la cual vende merengues sin azúcar que reinventan los snacks, comenzó a comercializar sus productos en autoservicios y departamentales. Arrancó en 50 puntos de venta y al cierre del 2014 ya se encontraban en 250 unidades en México.
Stephanie Cuevas
28 abril 2015 19:5 Última actualización 29 abril 2015 4:55
Don’t Worry

La empresa tiene actualmente dos líneas de producto, pero planea lanzar más hacia finales del 2015. (Cortesía)

Don’t Worry surgió con la intención de crear un snack saludable, pero que supiera rico. Con esta idea busca ‘saciar’ a un mercado en el que la obesidad y el sobrepeso son el principal problema de salud pública, aunado a los cambios en las tendencias de consumo de la población hacia los productos más ‘saludables’.

“Si sabe rico, tiene muchas calorías, entonces de ahí partimos para reinventar el mundo de los antojos”, dijo Santiago Arroyo, director general de la firma.

Los merengues sin azúcar Don’t Worry nacen en 2012 en el Distrito Federal gracias al trabajo de un grupo de siete emprendedores especializados en diferentes sectores, los cuales después de dos años de investigación y desarrollo superaron el reto de quitarle las calorías a un producto hecho a base de claras de huevo y azúcar, pero conservando su sabor.

La mayoría de las microempresas comienzan vendiendo en tiendas pequeñas, pero Don’t Worry inició en los autoservicios Costco, Superama, Palacio de Hierro, Soriana, Comercial Mexicana y City Market. Arrancó en 50 puntos de venta y al cierre del 2014 ya se encontraban en 250 unidades en México.

“Comenzamos tocando puertas en cada una de las cadenas, ofreciendo un producto innovador, diferenciado, un producto que diera un valor agregado, lo que nos abrió puertas”, añadió Arroyo.

En el caso de Superama, la firma inició en 2012 con una prueba piloto de ocho tiendas, y un año más tarde ya estaba en 23 unidades. A mediados de 2014, entré al programa “Adopta una Pyme” de Walmart, el cual proporciona a los participantes asesoría para hacer crecer sus ventas y mejorar sus condiciones comerciales, con lo que a la fecha se encuentra en 72 tiendas de Superama, genera 35 empleos directos y tiene un crecimiento anual de doble digito.

“Para nosotros fue importante que una cadena como Walmart, nos pudiera abrir sus canales de distribución, pues solos no seríamos capaces de distribuir en toda la República”, reconoció Arroyo.

MÁS QUE UN PRODUCTO LIGHT

Para que un producto pueda ser light tiene que tener 25 por ciento menos calorías que uno tradicional, pero en el caso de los fabricados por Don’t Worry están muy por debajo de ese porcentaje. Por ejemplo, un merengue normalmente tiene 25 calorías y los suyos cuentan con menos de tres calorías.

“De hecho, si compararas nuestro producto con otros, un bote de merengue tiene 45 calorías y una barrita de cereal tiene 90, entonces te tendrías que comer dos botes para equiparar las calorías”, indicó.

La firma tiene dos líneas de productos: el primero es light sin azúcar, que a su vez se divide en dos: de una y tres calorías por pieza, que son sándwich relleno de chocolate. La otra línea es la de 100 por ciento para diabéticos. Ninguno de ellos tiene grasa, endulcorantes, azúcar, sodio, colesterol ni conservadores. El precio al público son 55 pesos para la primera línea y 60 para la de diabéticos.

La empresa tiene planes de crecer en otras cadenas como Chedraui y otras tiendas de Walmart en las que aún no tiene presencia como Sam’s Club. También prepara el lanzamiento de nuevos productos a finales de 2015 con el mismo lema de ricos y bajos en calorías.

1
Tendencias de consumo

La compañía vio una oportunidad en el segmento de productos 'saludables'.

Don’t Worry