Empresas

Dominio de AMX y Televisa seguirá pese a reforma: Moody´s

12 febrero 2014 4:16 Última actualización 20 mayo 2013 19:41

[Bloomberg] Indican que estas compañías también experimentarán las principales implicaciones negativas de la nueva ley de telecomunicaciones. 


Notimex
 
La nueva ley en materia de telecomunicaciones en México no pondrá fin al dominio de los grandes participantes del mercado, como América Móvil y Grupo Televisa, estimó Moody´s Investors Service.


En el reporte titulado "La reforma de telecomunicaciones incrementa la presión regulatoria en México", expuso, sin embargo, que estos grandes jugadores son las compañías que tienen más que perder con la nueva ley.


"Esperamos que el mercado de las telecomunicaciones en México continúe dominado por América Móvil y Grupo Televisa, los principales competidores en el negocio residencial mexicano", señaló la vicepresidente-analista de Moody´s y autora del reporte, Nymia Almeida.


"Sin embargo, estas compañías también son las que potencialmente experimentarán las principales implicaciones negativas de la nueva ley de telecomunicaciones, ya que las decisiones regulatorias buscan promover la competencia", añadió.


Moody´s apuntó que las reglas emitidas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), el nuevo y fortalecido regulador, incluirán precios dentro y fuera de red, la eliminación de paquetes de red, tarifas de interconexión, compartición de infraestructura, y otros aspectos.


Es posible que el regulador también busque intervenir en los precios al usuario, aunque en otros países, incluyendo Estados Unidos, estos esfuerzos han logrado solamente un efecto limitado, agregó.


La calificadora internacional consideró que aunque la nueva ley de telecomunicaciones busca incrementar la competencia, es posible que los operadores más pequeños no gocen de grandes beneficios.


Primero, porque el acceso a la red del principal competidor pudiera representar más dificultades que los esperado y, segundo, porque las menores tarifas de interconexión normalmente reducen la generación de efectivo y por ende menor capacidad para invertir en crecimiento, abundó.


Recordó que la semana pasada, la mayoría de los estados de la Unión aprobó la nueva ley de telecomunicaciones del país, la cual fomenta la transformación del régimen regulatorio de las telecomunicaciones en México.


Refirió que la ley introduce al nuevo regulador, Ifetel, el cual tendrá mayores poderes tanto en asuntos de telecomunicaciones como de anti monopolio, con lo que tendrá mayor autoridad que su antecesor, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).


Apuntó que, como parte del esfuerzo del nuevo gobierno por fomentar el crecimiento económico y la competitividad de México, la nueva ley fue establecida al nivel constitucional para evitar impugnaciones judiciales por parte de los operadores de telecomunicaciones.


Sin embargo, en los próximos meses el Congreso mexicano desarrollará las leyes secundarias que establecerán los lineamientos de implementación de la nueva ley, precisó la firma.


"Aunque la flexibilidad de los legisladores estará delimitada por la Constitución, todavía no está claro cómo es que la nueva ley afectará realmente a la industria de las telecomunicaciones", indicó la firma.