Empresas

Dominantes serán declarados esta semana

El IFT deberá dar a conocer el resultado de su investigación sobre la determinación de agentes económicos preponderantes en el país, lo que podría sujetar a Grupo Televisa y a América Móvil a obligaciones específicas. 
Ramiro Alonso
02 marzo 2014 21:42 Última actualización 03 marzo 2014 5:0
[La revocación que hizo el IFT es la primera realizada por el organismo desde que fue establecido / Bloomberg / Archivo]

[La revocación que hizo el IFT es la primera realizada por el organismo desde que fue establecido / Bloomberg / Archivo]

Esta semana, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dará a conocer el resultado de su investigación en torno a la determinación de agentes económicos preponderantes en el país, con lo que América Móvil, la firma de Carlos Slim, y Grupo Televisa, de Emilio Azcárraga, podrán ser sujetas a obligaciones específicas.

En opinión de analistas, el IFT tendrá que definir diversas medidas regulatorias orientadas a mejorar la competencia en el sector de la radiodifusión y las telecomunicaciones, con la idea de poner fin a la hegemonía de las empresas dominantes del mercado e iniciar una ruta hacia mejores servicios y menores precios.

Antes del próximo domingo, el IFT también tendrá que ordenar la desagregación del bucle local de Teléfonos de México (Telmex), así como emitir la convocatoria para licitar dos nuevas cadenas de televisión abierta en México.

Además, el regulador debe concluir con la revisión de los títulos de concesión vigentes, a efecto de verificar el cumplimiento de sus términos, condiciones y modalidades, y constituir un registro público de concesiones.

“Estoy segura que el IFT va a salir con la agenda, así lo han repetido y no tienen porqué no hacerlo”, dijo Irene Levy, presidenta del Observatorio de las Telecomunicaciones.

En caso de no cumplir con los ordenamientos constitucionales, las sanciones para los comisionados podrían causar la remoción del cargo, destacó la experta.

Lo más complicado para el IFT será la forma en que deberá ser definida la regulación asimétrica para los agentes que resulten declarados preponderantes”, señaló Levy.

Agustín Ramírez, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información, consideró importante que el IFT cumpla con los plazos establecidos en la reforma constitucional, a pesar de no contar con una legislación secundaria.

“Lo importante será el nivel de detalle en el que se van a meter los comisionados (en la licitación de cadenas de televisión), porque tienen que ser unas bases que incentiven la competencia”, indicó.

Si no hay unas bases que hagan señalamientos muy específicos de cómo van a operar como cadenas y en qué términos van a competir en el mercado de la publicidad, difícilmente va a haber interés de grupos empresariales, advirtió Ramírez.

Aleida Calleja, coordinadora del Observatorio para Latinoamérica sobre Regulación, Medios y Convergencia, comentó que existe una gran expectativa en torno a la manera en la que el regulador defina parámetros para determinar la preponderancia en radiodifusión.

El tema de la radiodifusión también será controvertido por su número de concesiones y audiencia.