Empresas

Disminuye apetito de las empresas para financiarse en la BMV

Las firmas prefieren recurrir a créditos de instituciones financieras debido a que el costo del mercado bursátil mexicano es muy alto y a los grandes riesgos y responsabilidades que éste representa para la alta dirección. 
Axel Sánchez
23 marzo 2014 19:57 Última actualización 24 marzo 2014 5:0
Etiquetas
[Bloomberg] BMV gana la carrera en establecer máximos históricos.  

[Bloomberg] BMV gana la carrera en establecer máximos históricos.

La preferencia de las empresas por hacer colocaciones de deuda o de acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se redujo de 29 a 16 por ciento, según la última encuesta de KPMG sobre Las Perspectivas de la Alta Dirección en 2014.

Roberto Cabrera, socio a cargo de Industrias y Mercado de la consultora en México, explicó que en el 2013 se registró un número muy alto de colocaciones de bonos y capital en la BMV, incluyendo a importantes grupos industriales, pero este año al parecer será distinto.

Entre las razones del por qué no financiarse en el mercado bursátil mexicano, 45 por ciento de los ejecutivos de las firmas consultadas dijo que su costo es muy alto, mientras que un 28 por ciento explicó que hay grandes riesgos y responsabilidades para la alta dirección.

Ante esto, las empresas preferirán fondearse con créditos de instituciones financieras, cuya preferencia aumentó de 66 a 77 por ciento respecto a la encuesta que realizó la consultora en 2013.

“Lo cierto es que si bien las tasas de interés han estado relativamente bajas y estables, en los ambientes financieros se sigue confiando en la existencia de una gran liquidez en el mercado”, expresó Cabrera.

El analista de KPMG estimó que las tasas de interés se moverán ligeramente en 2014 cuando la Reserva Federal de Estados Unidos cambie su política de subsidios, aunque reconoció que aún es difícil predecir si esto ocurrirá.

PREVÉN ALZA MODESTA EN VENTAS

El 97 por ciento de los encuestados consideró que la reforma fiscal en México no cumplió sus expectativas. Por este motivo, la actuación del gobierno federal en su primer año fue reprobada, pues 54 por ciento la calificó como mala o pésima.

“La reforma laboral no ha dado sus primeros pasos y la fiscal resultó insatisfactoria para el mercado, porque en lugar de incorporar nuevos causantes y combatir la informalidad, se redujeron deducciones y se aumentó la carga para los contribuyentes cautivos”, indicó Cabrera.

Ante este panorama, el analista de KPMG dijo que 68 por ciento de las empresas espera un incremento de un dígito en ventas y flujo operativo este año. Los altos directivos mexicanos prevén que la economía mexicana mejore durante 2014, con un crecimiento mayor a 3 por ciento al cierre del año.

“Aún hay la esperanza de que las cosas mejoren con las leyes secundarias de las reformas en telecomunicaciones y energía”,
aseveró.

“Para