Empresas

Disminuye 14% la exportación de carne en el primer semestre

10 febrero 2014 4:19 Última actualización 09 septiembre 2013 21:13

[Productores prevén caída de 5 por ciento en inventario nacional por sequía / Cuartoscuro]


Héctor A. Chávez Maya
 
Las exportaciones de carne de bovino se han caído en más de 14 por ciento en la primera mitad del año, respecto de igual periodo del año pasado, al pasar de 72 mil 916 toneladas, con un valor de 374.7 millones de dólares, de enero a junio de 2012, a 62 mil 208 toneladas, que representaron 333.4 millones, en el igual lapso de 2013.
 
 
Las exportaciones de becerros en pie también han disminuido, pues mientras en la primera mitad de 2012 se habían registrado ventas al exterior por 956 mil 40 cabezas, que representaron divisas por 455.6 millones de dólares, en el mismo periodo de 2013 sólo se habían exportado 552 mil 617 cabezas, con un valor de 244.3 millones de dólares.
 
 
No obstante, México podría ocupar el quinto lugar como productor de carne de bovino, con más de 2.2 millones de toneladas, en 2018, lo que superaría en más de 30 por ciento lo alcanzado en 2012, que fue de 1.7 millones y permitiría no sólo cubrir las necesidades de abasto nacional, sino incrementar las exportaciones, aseguró Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG).
 
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el dirigente de la CNOG aseguró que el sector está en franca recuperación, luego de tres años de intensa sequía que habría originado la disminución de 1.3 millones en el hato ganadero. De esta cifra, 300 mil muertes fueron por falta de agua y un millón por extracción adicional.
 
 
Explicó que una vez que se ha generalizado la lluvia en el país se trabaja en la retención de hembras en los agostaderos con el apoyo de programas para incentivar la retención, el repoblamiento del hato de bovino y por otro lado la expectativa de los precios internacionales para el ganado y la carne en canal que dan certidumbre de que puede ser un negocio razonablemente bueno en el mediano plazo.
 
 
Informó que junto con la integración de la Comisión para la Productividad y Competitividad Ganadera Bovinos-Carne, se están perfilando las políticas públicas y los programas para 2014 en adelante, en las que se contempla que haya mayor financiamiento y transferencia de tecnología para tener mejores parámetros de productividad.
 
 
Pese a las buenas expectativas, reconoció que este año será determinante para conocer los datos reales de los daños a la ganadería y se pronostica una caída de 5 por ciento en el inventario nacional el cual, según la CNOG se calcula en 28 millones de cabezas.
 
 
Aunque ya se tienen las condiciones para recuperarse, se requiere de financiamiento y de algunos programas que incentiven la repoblación del hato, subrayó.