Empresas

Dish niega ‘concentración prohibida’ con Telmex

La empresa argumentó que el oficio entregado por el IFT no es una resolución concluyente ni un señalamiento de las autoridades, por lo que descartó cualquier imputación de prácticas monopólicas relativas o concentraciones prohibidas por la ley.
Redacción
30 junio 2014 14:58 Última actualización 30 junio 2014 15:24
Dish (Bloomberg)

(Bloomberg)

Dish negó que su asociación con Telmex genere prácticas monopólicas relativas o concentraciones prohibidas por la ley, y argumentó que el Oficio de Probable Responsabilidad (OPR) que le entregó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) no es una resolución final “ni tampoco un señalamiento por parte de la autoridad”.

“Es importante aclarar que el OPR en ningún momento imputa a Dish la comisión de prácticas anticompetitivas”, expuso en un comunicado.

EL FINANCIERO publicó hoy que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) envió un Oficio de Probable Responsabilidad a ambas empresas, el cual concluyó que sí están concentrados. Por lo mismo, ambas ya están en condición de indiciadas, pues no informaron de esa concentración a la autoridad.

“El Pleno del IFT no ha emitido pronunciamiento alguno respecto del expediente de investigación por lo que no existe resolución alguna, ni tampoco señalamiento por parte de la autoridad”, indicó Dish.

Añadió que continuará colaborando con las autoridades competentes y aportando información a fin de que esta investigación sea resuelta conforme a los principios de competencia y libre concurrencia, y al interés superior de los usuarios de servicios de telecomunicaciones.

Los pasados 19 y 20 de febrero, EL FINANCIERO dio a conocer el llamado “Proyecto Alpha”, que consta de cinco contratos y dos cartas laterales, suscrito entre Telmex y Dish el 24 de noviembre de 2008, el cual ofrece a Telmex una opción de compra y venta del 51 por ciento de Dish y le da derechos sobre la gestión de la empresa. A raíz de esa publicación, diversos agentes económicos presentaron denuncias ante el IFT, que comenzó una investigación.

Dish reiteró una vez más que con Telmex sostiene únicamente relaciones de carácter mercantil o comercial. "Telmex no es socio, no es accionista, no cuenta con directivos ni dispone de mecanismo alguno de influencia en la administración de Dish", expuso.