Empresas

Deutsche Telekom rechaza oferta por sus negocios de telefonía móvil en EU

La firma alemana obtiene un tercio de sus ventas y una quinta parte de sus ganancias en Estados Unidos, pero considera que su filial T-Mobile US no está en condición de competir con AT&T y Verizon, líderes en ese mercado.
Reuters
07 agosto 2014 11:13 Última actualización 07 agosto 2014 15:4
T-Mobile

Desde fines de 2011 ha intentado dos veces vender su negocio estadounidense, pero los reguladores se han opuesto porque quieren un mercado con cuatro jugadores. (Reuters)

Deutsche Telekom rechazó una oferta de la francesa Iliad por su negocio de telefonía móvil en Estados Unidos, y dijo que los reguladores de ese país deberían ayudar a los jugadores pequeños a competir contra sus rivales de mayor peso si no se les permite fusionarse.

El presidente ejecutivo de Deutsche Telekom, Tim Hoettges, dejó en claro que la oferta de Iliad por 15 mil millones de dólares no era suficientemente buena y que no hay apuro por vender, dejando la puerta abierta a una eventual salida de Estados Unidos.

La compañía alemana obtiene un tercio de sus ventas y un quinto de sus ganancias en Estados Unidos, pero considera que su filial T-Mobile US carece de masa crítica, frecuencias de señal y capital para competir contra los líderes del mercado AT&T y Verizon.

Su plan de vender T-Mobile US al rival local Sprint fracasó el miércoles, lo que dejó a Iliad -una compañía francesa mucho más pequeña con poca experiencia en el mercado estadounidense- como la única interesada, aunque podrían surgir otras propuestas.

Con 50.5 millones de clientes, T-Mobile US es más grande que el negocio de Deutsche Telekom en Alemania, que cuenta con 39.3 millones. El ingreso promedio por usuario fue de 26 euros el último trimestre, comparado con 14 en Alemania.

Desde fines de 2011, Deutsche Telekom ha intentado dos veces vender su negocio estadounidense, pero los reguladores se han opuesto porque quieren un mercado con cuatro jugadores. La venta a Sprint hubiera dejado sólo tres participantes de peso en el mercado.

"Siempre hemos dicho que estaríamos abiertos a ofertas por T-Mobile US que mejoren su posición y la de sus accionistas", dijo Tim Hoettges el jueves durante una conferencia telefónica. "En este momento no tenemos una oferta que cumpla con esos criterios", agregó.

Fuentes cercanas a Iliad informaron que la compañía evaluaba mejorar su oferta de 33 dólares por acción por 56.6 por ciento de T-Mobile US, pero que antes deseaban hablar con la compañía alemana para conocer sus expectativas.

Otros pretendientes podrían surgir. El presidente de Dish Network Corp, el segundo más grande operador de televisión satelital de Estados Unidos, dijo el miércoles que era lógico pensar en competir por T-Mobile US ante la salida de Sprint.

T-Mobile, el cuarto más grande operador de telefonía móvil de Estados Unidos, reportó la semana pasada su primera ganancia neta trimestral en un año y elevó su pronóstico de crecimiento de abonados.

El incremento de las ganancias en Estados Unidos ayudó a Deutsche Telekom a reportar el jueves una ganancia estructural mayor que la esperada en el segundo trimestre, contrarrestando las fuertes inversiones que realizó en sus redes en Alemania.

El flujo operativo (EBITDA), excluyendo ítems especiales, creció a
4 mil 430 millones de euros, equivalentes a 5 mil 900 millones de dólares, por encima del pronóstico promedio de 4 mil 350 millones de euros obtenido en un sondeo.

Deutsche Telekom dijo que aún espera que su EBITDA en 2014 excluyendo ítems especiales sea estable, alrededor de 17 mil 600 millones de euros, y que el flujo de caja libre se reduzca a unos
4 mil 200 millones de euros por inversiones adicionales.

El deseo de Deutsche Telekom de abandonar Estados Unidos proviene en parte de haberse dado cuenta de que debe invertir con fuerza en redes más rápidas de banda ancha en su mercado doméstico o seguir perdiendo clientes a manos de la televisión por cable.