Deutsche Bank analiza posible fusión con Commerzbank: fuentes
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Deutsche Bank analiza posible fusión con Commerzbank: fuentes

COMPARTIR

···

Deutsche Bank analiza posible fusión con Commerzbank: fuentes

Según fuentes consultadas por Bloomberg, el banco liderado por Paul Achleitner estudia unirse a su principal rival debido a que tiene problemas con su plan de reestructuración.

Bloomberg Por Eyk Henning, Elisa Martinuzzi, Christoph Rauwald y Dinesh Nair
07/06/2018

El presidente de Deutsche Bank, Paul Achleitner, ha hablado con los principales accionistas sobre luna posible fusión con su rival Commerzbank, ya que el mayor prestamista de Alemania tiene problemas con su plan de reestructuración, dijeron este jueves personas familiarizadas con el asunto.

Achleitner discutió una acuerdo entre los dos prestamistas con inversionistas y funcionarios clave del Gobierno alemán en los últimos meses, comentaron las fuentes, que pidieron no ser identificadas para discutir conversaciones privadas.

Si bien actualmente no hay discusiones formales entre los dos bancos y cualquier movimiento de ese tipo no es inminente, el presidente está hablando ahora con las partes interesadas sobre un posible acuerdo en el futuro, comentaron.

Un obstáculo clave es el precio de las acciones de Deutsche Bank, ya que los asesores del jefe del banco piensan que la fusión desencadenaría un aumento de capital y amortizaciones considerables, comentaron los entrevistados.

Los dos bancos mantuvieron conversaciones en verano de 2016, pero luego decidieron no negociar mientras se enfocaban en la reestructuración de sus propios negocios, explicó una persona con conocimiento del asunto en ese momento.

Deutsche Bank luchó por mantener la confianza de los inversores en medio de una tumultuosa reorganización de la administración y un plan para reducir significativamente su huella y fuerza de trabajo a nivel mundial bajo el nuevo presidente ejecutivo Christian Sewing.

El banco se encuentra en un 'círculo vicioso' de disminución de los ingresos, gastos 'rígidos', una calificación crediticia más baja y costos de financiación en aumento, declaró el director financiero, James von Moltke, esta semana.

Las acciones del prestamista alcanzaron un mínimo histórico la semana pasada y S&P redujo su calificación.

Mientras que algunas personas familiarizadas con las conversaciones dijeron que el presidente propuso la idea de la fusión, otro comentó que la pregunta había venido de los inversores. Un portavoz de Deutsche Bank se negó a comentar.

La especulación sobre una fusión de los dos prestamistas alemanes, o de uno de ellos con un competidor internacional, aumentó en el último año después de que la firma de capital privado Cerberus Capital tomara una participación en ambos bancos.

Las acciones han caído 39 por ciento este año, lo que le da al banco una capitalización bursátil de sólo 19 mil 900 millones de euros.

Si bien una fusión potencialmente crearía sinergias masivas porque los dos podrían reducir drásticamente los puntos de venta minoristas en su mercado local alemán, las consiguientes reducciones de empleos probablemente enfrentarían la resistencia de los sindicatos que ejercen una influencia considerable en los directorios de ambas compañías.

El Gobierno alemán también jugaría un papel importante en cualquier acuerdo dado que es el mayor accionista de Commerzbank, con una participación de más del 15 por ciento. El Gobierno ha dicho en repetidas ocasiones que el país necesita un banco internacional sólido, y el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, reiteró ese mensaje en abril.

Deutsche Bank probablemente reportará otro trimestre de ingresos decrecientes, debido a la reducción de las operaciones de banca de inversión y el recorte de miles de empleos.

El prestamista probablemente lo hará 'un poco peor' que sus pares que han indicado que esperan una línea superior plana, "dado el trimestre que hemos tenido y la transición que hemos tenido", dijo el CFO el miércoles.

Una disminución en el segundo trimestre sería la sexta caída trimestral consecutiva en los ingresos. Deutsche Bank informó que espera ingresos "esencialmente estables" para todo el año.

Una gran parte de los recortes de empleos vendrá en la unidad de valores. Varios de los principales banqueros de inversión han abandonado la firma en las últimas semanas.