Empresas

Detonar la industria de autopartes local, el reto para los próximos años

Actualmente, sólo el 40% de la materia prima y componentes que se usan en el sector automotriz se hacen en México, de acuerdo con la Industria Nacional de Autopartes, por lo que es necesario atraer a los proveedores de la industria de autopartes al país, negocio que representa una oportunidad de 30 mil mdd.
Axel Sánchez
17 diciembre 2014 19:37 Última actualización 18 diciembre 2014 4:55
industria automotriz (Bloomberg/Archivo)

industria automotriz (Bloomberg/Archivo)

Si bien la llegada de nuevas empresas de autopartes al país es favorable para el sector, el reto de la industria local será aumentar su participación en la proveeduría de piezas para las automotrices asentadas en México.

“Ahora tenemos la tarea de atraer a los proveedores de la industria de autopartes, debido a que sólo 40 por ciento de la materia prima y componentes que se usan en el sector automotriz se hacen en México”, dijo Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En tanto Francisco González, director general de ProMéxico, expuso que el crecimiento de la industria automotriz en México genera oportunidades de negocio para los proveedores del sector por 30 mil millones de dólares, por lo que el gobierno trabajará en reforzar las cadenas productivas.

Asimismo, adelantó que para 2015 se prevé la llegada de inversiones al país por un monto de 5 mil millones de pesos por parte de empresas de autopartes para aprovechar esta oportunidad de mercado.

“Entre 2010 y 2014, las armadoras anunciaron inversiones por 19 mil millones de dólares, lo cual genera grandes expectativas”, apuntó.

La industria automotriz registró de enero a septiembre de 2014 una inversión extranjera directa de 3 mil 364 millones de dólares, cantidad 20.3 por ciento superior a la reportada en igual lapso de 2013. Por su parte, la industria de autopartes tuvo una inversión de mil 248 millones de dólares, cantidad 57 por ciento mayor a la ejercida en los primeros nueve meses del año pasado.

“Que muden sus operaciones al país no necesariamente es lo mejor, pues se trata también de que abran una segunda o tercera planta, además de las que cuentan en sus países de origen”, comentó Albín.