Empresas

Desplome de ventas en Europa pone a prueba a automotrices

12 febrero 2014 5:28 Última actualización 17 abril 2013 11:25

[ Bloomberg] Peugeot y Toyota arrastraron las ventas europeas de autos a una baja del 10.3% en marzo. 


 
Reuters
 
París.- PSA Peugeot Citroen y Toyota arrastraron las ventas europeas de autos a una baja del 10.3% en marzo, en momentos en que la incesante contracción del mercado se extiende hacia el norte rico de la región.
 
Los patentamientos bajaron a 1.35 millones de autos el mes pasado desde los 1.5 millones el mismo período del 2012, dijo la Asociación de Automotrices Europeas.
 
Eso completó un declive de casi un 10% para el primer trimestre que llevó a los ejecutivos del sector a recortar sus panoramas de ventas para el 2013 y preparar el terreno para posibles advertencias de ganancias.
 
Desafiando los anteriores pronósticos de la industria, que apuntaban a un repunte en el segundo semestre, las ventas de autos de Europa se dirigen al sexto declive anual consecutivo y amenazan con socavar los planes de recuperación.
 
Si bien la francesa Peugeot estuvo entre las mayores víctimas de marzo, con una caída de ventas del 16.3% que a duras penas puede permitirse, la número uno de Europa, Volkswagen AG, anotó una baja del 15 % en su marca propia golpeado por el mercado alemán.
 
Las ventas domésticas "siguen siendo un motor crucial de las ganancias (de las automotrices) alemanas y la tendencia actual es bastante perturbadora", dijo Max Warburton, un analista de Bernstein, en un informe a sus clientes.
 
"El riesgo es que Europa siga estructuralmente muy débil por muchos años", agregó.
 
Es una perspectiva preocupante, y no solo para Peugeot, que está eliminando 8.000 empleos y una planta doméstica para seguir a flote.
 
El presidente ejecutivo, Philippe Varin, dijo que el panorama ha empeorado desde que la compañía pronosticó un declive del mercado europeo este año de entre un 3 y un 5%.
 
Ford Motor Co, que también está desprendiéndose de plantas europeas y miles de empleos, perdió más terreno porque sus ventas se hundieron 15.9% en marzo, erosionando su participación trimestral de mercado a 7.3%, desde el anterior 8.2%.
 
Daimler AG ha advertido que podría tener que reducir sus previsiones de ganancias, incluso a pesar de que sus autos Mercedes-Benz le vienen sacando ventaja este año a BMW y a Audi, de VW.
 
Las ventas de Mercedes contrarrestaron la caída del mercado con un avance mensual de 0.8%, al tiempo que la marca BMW bajó un 4.5% y Audi retrocedió un 8.6%.
 
Fiat SpA también presentó resistencia, con una modesta retracción de 1.2% en las ventas a nivel de grupo. El presidente ejecutivo, Sergio Marchionne, ha avisado que sus operaciones europeas, que no son rentables, podrían debilitarse todavía más.
 
Fiat y Peugeot están entre las automotrices más expuestas a un colapso de la demanda que comenzó en el sur de Europa, golpeado por la recesión, y ahora se afianza cada vez más en Alemania y otras naciones del norte.