Empresas

Ventas de autos de lujo caen en el primer trimestre del 2014

Las ventas de autos de lujo registraron una disminución en el primer trimestre de este año, lo que responde a la baja confianza del consumidor. Únicamente el Altima de Nissan logró aumentar sus ventas en 12%.
Axel Sánchez
18 abril 2014 10:52 Última actualización 18 abril 2014 10:53
Autoshow recibe a 700 mil visitantes

Autoshow recibe a 700 mil visitantes

Los cinco principales autos de lujo pierden brillo en el mercado mexicano debido a una menor colocación frente a los resultados obtenidos en igual periodo del año pasado, muestran datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En los primeros tres meses del año, se lograron vender 14 mil 93 unidades de esta clase en el país, cantidad 3 por ciento inferior a los 14 mil 532 autos que registro en igual periodo de 2013.

El auto de lujo más vendido en el periodo enero-marzo de este año es el Passat de Volkswagen, al presentar ventas por mil 319 unidades; sin embargo, esta cifra es 15.6 por ciento menor que los mil 564 que llevaba en igual lapso de 2013.

Después se encuentra el Accord de Honda, el cual bajó su colocación en 34 por ciento en este lapso, debido a que ha logrado comercializar mil 118 autos, cifra inferior a los mil 708 que tuvo en el primer trimestre del año pasado.

El Camry de Toyota es otro que ha sufrido la baja compra de vehículos en el país, pues ha logrado colocar 584 unidades, casi 48 por ciento menos que los mil 115 que llevó en el periodo enero-marzo de 2013.

En cuarta posición está el Altima de Nissan, que es el único de la lista que aumentó sus ventas en 12 por ciento, al colocar en el camino mil 233 vehículos, cantidad que supera los mil 98 de un año antes.

Y por último esta el Lincol MKZ que lleva una venta de 220 unidades, cifra 5 por ciento menor a los que tenía el año pasado.

Las compañías automotrices están motivando por medio de sus financieras la colocación de más unidades de este tipo; sin embargo, la baja confianza del consumidor muestra un desaliento de los compradores.