Empresas

Desechan amparo
de Grupo Televisa
contra preponderancia

El 6 de marzo pasado el IFT declaró a Grupo Televisa como un agente económico preponderante en el sector de radiodifusión, a lo que la empresa interpuso un amparo, misma que la Suprema Corte de Justicia rechazó.
Fernando Ramírez
12 junio 2014 20:39 Última actualización 13 junio 2014 5:0
[Cuartoscuro] El Servicio de Administración Tributaria condonó a Televisa 3,000 mdp.  

[Cuartoscuro] El Servicio de Administración Tributaria condonó a Televisa 3,000 mdp.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia determinó no atraer un amparo promovido por Televisa mediante el cual, buscaba impugnar la reforma constitucional de telecomunicaciones de 2013, pues pretendía obtener una suspensión a su favor con respecto a las recientes resoluciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El 6 de marzo pasado el IFT declaró a Grupo Televisa como un agente económico preponderante en el sector de radiodifusión y le impuso una serie de obligaciones y prohibiciones, contenidas en el artículo octavo transitorio de dicha reforma constitucional.

Como ninguno de los ministros de la Sala consideró necesario ejercer la facultad de atracción presentada por Televisa, el expediente fue regresado al Segundo Tribunal Colegiado Especializado en Telecomunicaciones y Competencia Económica.

Una juez federal aceptó revisar la resolución del IFT, pero la rechazó por “notoria improcedencia” a la revisión de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, pues la Ley de Amparo prohíbe este tipo de demandas para impugnar modificaciones a la Constitución.

Televisa planteó en su solicitud de atracción que la prohibición de promover amparos contra reformas constitucionales limita el acceso efectivo a la justicia y es contrario al artículo 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

A finales de mayo pasado, un Tribunal Colegiado negó de manera definitiva el amparo a Telmex, mediante el cual pretendía dejar sin efecto la resolución de la Comisión Federal de Competencia que determinó que la empresa tiene poder sustancial en el mercado relevante del servicio de telefonía.