Empresas

Denuncian afectaciones por obra de ICA-Carso
en Acapulco

Al menos 55 viviendas se han visto afectadas por la construcción del Macro Túnel que unirá las zonas Diamante y Dorada de Acapulco que construye el consorcio conformado entre ICA y Carso, denunció la Asociación de Colonos del Fraccionamiento Joyas de Brisamar.
Enrique Villagómez / Corresponsal
08 julio 2015 16:15 Última actualización 08 julio 2015 16:17
Macro Túnel Acapulco

La obra para el Macro Túnel en Acapulco se puso en marcha a finales de 2011. (Corresponsal)

ACAPULCO, Gro.-La construcción del Macro Túnel que unirá las zonas Diamante y Dorada en este destino de playa, por parte del consorcio ICA-Carso que fungen como responsables de la obra, ha provocado millonarios daños en decenas de viviendas, denunció la Asociación de Colonos del Fraccionamiento Joyas de Brisamar.

Esta obra que puso en marcha el exgobernador Ángel Aguirre Rivero a finales del 2011, y que presumió como uno de los tres magnos proyectos que definirían su administración, además de carecer de todos los permisos requeridos para su ejecución, ha provocado serios daños estructurales en 55 casas que forman parte de la exclusiva zona residencial “Joyas de Brisamar”, que se localiza en el área dorada del puerto.

Dichas afectaciones en los inmuebles se debe a las intensas y constantes explosiones que se hacen para perforar el subsuelo por donde correrá la nueva vía de comunicación, pero que al no estar debidamente controladas han originado daños estructurales severos en los muros, lozas, bardas puertas, ventanas y albercas de esas casas.

“Prácticamente desde que inicio la obra fuimos avasallados por autoridades de los tres niveles de gobierno, porque en ningún momento nos han brindado su ayuda para que ICA-Carso nos responda por los graves daños que ha provocado en nuestras propiedades”; denunció Carlos Reyes Paris, presidente de la Asociación de Colonos del Fraccionamiento Joyas de Brisamar.

Entre las múltiples quejas que han presentado los residentes del fraccionamiento afectado por la obra que realiza el consorcio, están los daños estructurales a sus viviendas que estaban cotizadas entre dos y diez millones de pesos, pero que ahora con la construcción del macro túnel se han devaluado hasta en un 70 por ciento.

“Definitivamente no estamos en contra de que se haga esa obra porque sabemos de la importancia que tiene para el futuro desarrollo de Acapulco, pero si exigimos que la empresa responsable asuma el compromiso de responder por las afectaciones que nos ha provocado”, puntualizó.

En rueda de prensa, Reyes Paris lamentó la indiferencia que han mostrado los tres órdenes de gobierno para atender y solucionar este conflicto que afecta directamente a 55 familias que lo único que buscan es salvar el patrimonio de toda su vida.

“No entendemos porque hay tanta indiferencia del gobierno federal, estatal y municipal para resolver este problema, y más aún porque existe una lucha jurídica que se estableció desde antes que arrancara la obra, porque ya sabíamos que íbamos a tener afectaciones como ahora las estamos padeciendo”, concluyo.

1
Denuncian

Carlos Reyes Paris, presidente de la Asociación de Colonos del Fraccionamiento Joyas de Brisamar, pidió respuesta ante las afectaciones.

Carlos Reyes Paris, presidente de la Asociación de Colonos del Fraccionamiento Joyas de Brisamar.