Empresas

Delitos económicos contra empresas y organizaciones al alza

La "Encuesta Global de Delitos Económicos 2014" realizada por la consultora PwC indicó que un 37%  de los encuestados se ha visto afectado por algún tipo de crimen económico, siendo la malversación de activos el más común. 
Notimex
19 febrero 2014 18:14 Última actualización 19 febrero 2014 18:15
  [El 70% de las empresas mexicanas admitieron haber sido víctima de algún tipo de fraude. / Bloomberg] 

[Bloomberg] OTAN afrontó más de 2,500 "casos significativos" de ataques cibernéticos en sus sistemas.

A nivel global, los delitos económicos contra empresas y organizaciones siguen en aumento, afectando a todas las regiones y sectores empresariales, de acuerdo con un reciente sondeo de la consultora PwC.

Al dar a conocer los resultados de la “Encuesta Global de Delitos Económicos 2014” de PwC, aproximadamente 37 por ciento de los encuestados, 3.0 por ciento más que en 2011, aceptó haber sido víctima de algún delito económico.

La consultora refirió que aproximadamente 25 por ciento fue víctima de un delito cibernético, ya que los defraudadores utilizan cada vez más la tecnología como herramienta principal.

La encuesta global de PwC, la más extensa al respecto, reveló que la malversación de activos sigue siendo el delito más común, ya que 69 por ciento de los entrevistados reportó dichos casos.

Después está el fraude en adquisiciones-compras de las empresas (29 por ciento), el soborno y la corrupción (27 por ciento), los delitos cibernéticos (24 por ciento) y los fraudes contables (22 por ciento), añadió.

Otros de los delitos reportados incluyen el fraude de recursos humanos, lavado de dinero, propiedad intelectual o robo de datos, así como fraude en hipotecas.

PwC subrayó que las pérdidas directas relacionadas a los delitos económicos son difíciles de evaluar.

Entre las víctimas de algún fraude, 20 por ciento señaló que el impacto financiero de estas acciones en su organización asciende a más de un millón de dólares y 2.0 por ciento de las víctimas (30 organizaciones) calculó un impacto de más de 100 millones de dólares cada una.

Por primera vez este año, la encuesta evalúa el fraude en adquisiciones-compras, el cual fue reportado por 29 por ciento de los encuestados.

El fraude en las compras se considera un riesgo doble, ya que victimiza a las empresas en la adquisición de productos y servicios y también en sus esfuerzos para competir y obtener nuevas oportunidades, plantea el estudio de PwC.

Los encuestados reportaron importantes daños colaterales; 31 por ciento en el ánimo de sus empleados y 17 por ciento en la reputación corporativa y las relaciones de negocios.

Pese a los impactos financieros y colaterales, únicamente 3.0 por ciento de los entrevistados reportó afectación en el precio de sus acciones debido a un delito económico.

“Como un virus resistente, los delitos económicos persisten a pesar de los continuos esfuerzos para combatirlos, ninguna organización de cualquier tamaño en todo el mundo es inmune al impacto del fraude y otros delitos”, señaló el socio de Servicios Forenses de PwC y editor principal de la encuesta, Steven Skalak.

PwC apuntó que los delitos económicos son una amenaza global generalizada y por región, predominan en África, en donde 50 por ciento de los encuestados dice haber sido víctima de algún delito de este tipo, menor en 59 por ciento respecto a 2011.

Después están Norteamérica (41 por ciento), Europa del Este (39 por ciento), Latinoamérica y Europa Occidental (35 por ciento cada uno), Asia Pacífico (32 por ciento) y Medio Oriente (21 por ciento).

Mencionó que los encuestados de 65 países y territorios reportaron que han sufrido algún tipo de delito económico. Los de Sudáfrica reportaron el nivel más alto 69 por ciento, más del 60 por ciento del reportado en 2011.

La encuesta identificó que en ocho economías emergentes (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica, Turquía, México e Indonesia), 40 por ciento del total de los entrevistados reportó haber sido víctima de algún delito económico, reflejando parcialmente un cambio en la riqueza de dichos países.

Por industria, precisó, los delitos económicos son más comunes en los siguientes sectores: servicios financieros, detallista, consumo y comunicación; prácticamente 50 por ciento de los encuestados de cada uno de estos sectores dijo haber sido víctima de un delito económico.

Expuso que las organizaciones de servicios financieros son víctimas de altos niveles de delitos cibernéticos y lavado de dinero, mientras que las empresas detallistas, de consumo y comunicación sufren más robos.

La industria hotelera-actividades recreativas y el sector gobierno (ambos con 41 por ciento) también reportaron altos niveles de delitos económicos, puntualizó.

La empresa de consultoría apuntó que, en general, los delitos económicos ocurren cuando se presentan las siguientes tres condiciones: presión, oportunidad y racionalización personal del delito.

De acuerdo con la encuesta, 56 por ciento de los delitos económicos son cometidos por algún empleado de la empresa y 40 por ciento por alguien externo.

No obstante, hay variaciones importantes por industria, por ejemplo, en servicios financieros casi 60 por ciento de los delitos provienen del exterior y 36 por ciento del interior, acotó.

Apuntó que a nivel global, los responsables de la quinta parte de los delitos económicos son personas en altos puestos gerenciales, 42 por ciento personas en puestos intermedios y 34 por ciento personal de nivel operativo.