Empresas

No emitir más bonos,
la fórmula del éxito
de Mexichem

Juan Pablo del Valle, máximo responsable ejecutivo de la empresa petroquímica, dijo que se abstendrán de vender nueva deuda este año, en momentos en que intenta reducir el apalancamiento, que el año pasado trepó al nivel más alto en dos décadas.
Bloomberg
20 abril 2015 10:5 Última actualización 20 abril 2015 20:56
[Mexichem espera cerrar el cuarto trimestre de 2013 con ingresos consolidados de 1.2 mil millones de dólares./Archivo]

[Mexichem espera cerrar el cuarto trimestre de 2013 con ingresos consolidados de 1.2 mil millones de dólares./Archivo]

Las ventas de Mexichem al exterior y su promesa de reducir deuda protegen a sus tenedores de bonos, ante la caída del peso mexicano.

Los 750 millones de dólares de bonos de la compañía, con vencimiento en 2022, han retornado 3.8 por ciento en los últimos seis meses, lo que supera el aumento promedio de la deuda emitida por prestamistas mexicanos en el mismo periodo y triplica el incremento en mercados emergentes.

El peso se ha debilitado 12 por ciento durante el periodo de referencia, lo que afecta los retornos de las compañías que tienen deuda con denominación en dólares y la mayor parte de sus ingresos en moneda local.

Mexichem, el mayor fabricante de tubos plásticos de América Latina, obtiene alrededor del 60 por ciento de sus ingresos en dólares o a partir de contratos cuyos precios están vinculados al dólar, dijo el máximo responsable ejecutivo, Juan Pablo del Valle, en una entrevista.

La compañía se abstendrá de vender nueva deuda este año, en momentos en que intenta reducir el apalancamiento, que el año pasado trepó al nivel más alto en dos décadas, aseguró Del Valle.

“(La compañía) tiene una cobertura natural en dólares, de modo que se beneficiará con la depreciación del peso”, dijo Alonso Madero, que contribuye a la administración de 7 mil 500 millones de dólares en Actinver.

En un informe, Moody’s mencionó a Mexichem como una de las compañías que corren escaso riesgo como consecuencia de la depreciación del peso.

“Utilizaron mecanismos de fijación de precios vinculados a los costos”, señaló el documento.

En la entrevista del 17 de abril, del Valle dijo que sus costos se dividen en aproximadamente la misma proporción que los ingresos. “Lo que que nuestros bonos sean atractivos es, en parte, que la mayoría de nuestros ingresos es en dólares”, dijo.

El apalancamiento de Mexichem trepó el año pasado en tanto la compañía vendía 750 millones de dólares de bonos a 30 años.

Mexichem, con tiene sede en Tlalnepantla, Estado de México, adquirió la firma estadounidense fabricante de tubos Dura-Line por 630 millones de dólares y la empresa química alemana Vestolit por 219 millones de euros, equivalentes a unos 233 millones de dólares, en 2014.

A fin de año, la deuda neta representaba 2.2 veces las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, el nivel más alto desde 1994.

Del Valle dijo que quiere reducir el ratio a dos para fin de año, incluso si eso significa vender acciones para pagar una adquisición.

“Mantendremos la disciplina”, dijo. “Mexichem es una de las compañías que nos ha gustado desde su primera emisión”, dijo Rafael Elias, un estratega de deuda para América Latina de Crédit AGricole. “Ha tenido éxito en lo que respecta a hacer crecer sus adquisiciones y hacerlas productivas y rentables en poco tiempo. Sus bases son muy atractivas”.