Empresas

Decodificadores, la opción de la SCT ante recorte presupuestal

Ante el recorte presupuestal al programa del ‘apagón analógico’, la opción del gobierno para concretar la transición a la Televisión Digital Terrestre antes del 31 de diciembre de este año serían los convertidores de señales analógicas a digitales.
Ana Martínez
02 febrero 2015 20:35 Última actualización 03 febrero 2015 4:55
Televisor analógico

Televisor analógico. (Cuartoscuro/Cortesía)

Los convertidores de señales analógicas a digitales podrían ser, de nueva cuenta, la opción del gobierno para concretar el ‘apagón analógico’ el 31 de diciembre de este año, tal como se hizo al inicio del programa, durante las pruebas piloto realizadas en Tijuana.

Esto, como respuesta a los recortes presupuestales al programa de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), los cuales contemplan la entrega de únicamente 10 millones de equipos, en lugar de los 13 millones 800 mil anunciados originalmente.

“Las televisiones eran muy caras, pero aún se tienen otras opciones como dar descodificadores de señales digitales”, comentó Gerardo Soria, director del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones.

Los decodificadores tienen un costo de entre 300 y 800 pesos, en comparación con los cerca de 2 mil 500 pesos que paga la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por cada pantalla.

La dependencia encabezada por Gerardo Ruiz Esparza es la encargada del reparto de televisores, y a la fecha ha comprado 2 millones 463 mil televisores en los cuales gastó 6 mil 98 millones de pesos.

El presupuesto inicial del programa fue de 26 mil millones de pesos y hasta ahora no se sabe el monto que se recortará por la entrega de menos televisores.

En caso de mantenerse, la dependencia tendría que comprar 7 millones 536 mil televisores a un precio de 2 mil 357 pesos con IVA y costos de distribución incluídos para ajustarse al presupuesto.

Este ajuste aumentaría el número de hogares que se quedarían sin televisión tras el apagón analógico a 4 mil 557 millones, incluyendo el recorte de 3 millones 800 mil hogares del programa de la SCT, más los 757 mil casas que no tienen el presupuesto suficiente para pagar un servicio de televisión restringida, o bien, cambiar su equipo.

“El objetivo original era llegar a 13 millones 800 mil y lo disminuyó a 10 millones. (El ajuste) permite corregir ineficiencias en la selección de los destinatarios”, mencionó Jorge Negrete, director de Mediatelecom Law & Policy.