Empresas

Declaran desierta licitación de arcos de la México-Irapuato

Entre pruebas poco satisfactorias, baja eficiencia y falta de firmas,
las ocho propuestas presentadas por los diferentes consorcios para la adquisición de arcos de peaje en la autopista fueron rechazadas.
Everardo Martinez
05 abril 2017 21:44 Última actualización 05 abril 2017 21:48
México-Irapuato

México-Irapuato (Archivo)

La licitación para la adquisición de arcos de peaje para la autopista México-Irapuato fue declarada desierta.

De acuerdo con lo sucedido en la lectura del fallo de la licitación pública internacional que acontecido este miércoles, las ocho propuestas presentadas resultaron insolventes técnica y económicamente.

Por ejemplo, la propuesta de Axtel en conjunto con Informática el Corte Inglés, resultó insatisfactoria en las pruebas de los equipos de revisión de peaje, el cual tuvo una eficiencia de 88.4 por ciento en lectura de placas vehiculares, cuando el requeridos en la licitación era de 93 por ciento.

Otro caso es el consorcio que incluye las empresas Ingeniería y Sistemas ADM; Proyectos y Sistemas Informáticos y Aeronaval de Construcciones e Instalaciones pasó las pruebas técnicas, pero su propuesta fue desechada por no presentar la firma del representante, ya que al haber hecho su oferta presencial el pasado 9 de marzo, debía estar incluida.

Las propuestas económicas iban desde los mil 232 millones 24 mil pesos, hasta los mil 998 millones 589 mil pesos, sin incluir el Impuestos al Valor Agregado.

Las otras propuestas que fueron desechadas son de los consorcios de Thales México; el de SIMEX Integración de Sistemas; el de Indra Sistemas México.


Además la de la Sociedad Industrial de Construcciones Eléctricas (SICE), el de IPTE Soluciones; así como la oferta en conjunto liderada por Elementos Fabricados y Construcciones.

La licitación es pública e internacional bajo la cobertura de tratados para la renovación del equipamiento de la Red del Fondo Nacional de Infraestructura, que consiste en la adquisición de equipos de peaje e informáticos para las plazas de cobro, centros locales de control (CLC) y centros de liquidación regional (CLR).

También contempla la compra de fibra óptica y equipos ITS, así como los servicios de instalación, puesta en operación, mantenimiento y capacitación para el eje carretero México-Irapuato.