Empresas

Empresas de Guerrero han perdido 10 mdp por paro magisterial

El presidente de la Coparmex en Chilpancingo, Adrián Alarcón Rios, declaró que se tiene registro de que en cada ocasión que se bloquean avenidas y carreteras en esta ciudad, las pérdidas son en promedio de 700 mil pesos.
Corresponsal Rosario García
29 junio 2016 19:15 Última actualización 29 junio 2016 19:55
Manifestación Chilpancingo

Manifestación en Chilpancingo (Especial)

CHILPANCINGO, Guerrero.- Más de 10 millones de pesos han perdido en ventas las empresas y negocios de Chilpancingo durante los 45 días que tiene movilizándose la Coordinadora Estatal de Trabajadores e la Educación de Guerrero (CETEG) por el paro magisterial, debido a las marchas y bloqueos de avenidas y carreteras que realizan los manifestantes.

Así lo dio a conocer el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo, Adrián Alarcón Ríos, quien lamentó que las manifestaciones en contra de la Reforma Educativa estén dejando "en la lona" al comercio local, aunado al alto índice de actos de violencia de los que también han sido blanco los empresarios de la capital estatal.

El líder empresarial aseguró que se tiene registro de que en cada ocasión que se bloquean avenidas y carreteras en esta ciudad y que se colapsa la economía, las pérdidas son en promedio de 700 mil pesos, "contando todas las pérdidas del transporte, de los tiempos muertos, de la gente que no va a trabajar, de la industria de la construcción".

Coincidió con la petición que a nivel nacional hizo la Coparmex, en el sentido de que se aplique la ley a los manifestantes que cometan abusos o causen daños a terceros, "que se aplique la ley de manera irrestricta, quien la haga que la pague".

Por otro lado, lamentó que en el nuevo sistema de justicia penal no se sancione con cárcel a los extorsionadores porque "ese delito es el antecedente de un homicidio, secuestro o lo que actualmente se está dando, que obligan a la gente a endosar facturas de bienes y hasta escrituras".

Adrián Alarcón sostuvo que en la capital de Guerrero han cerrado en el presente año 135 negocios de diferentes giros por los altos niveles de inseguridad y "no sólo bajan sus cortinas los negocios, sino que hay familias completas que se han ido de la ciudad a radicar a otros estados como Morelos, Hidalgo, Estado de México, Guanajuato".

: