Empresas

Cupcakes con estilo:
La franquicia más ‘dulce’

Sólo 3 de las 7 tiendas con las que cuenta actualmente La Cupcakería son franquicias pues cuidan la calidad de sus productos. El costo para operar una de sus unidades es de entre 400 mil y 800 mil pesos. 
Redacción
01 mayo 2014 21:27 Última actualización 02 mayo 2014 5:0
La Cupcakería (Braulio Tenorio)

Actualmente, La Cupcakería cuenta con 200 solicitudes de franquicia para operar al interior de México. (Braulio Tenorio)

El modelo de negocio de La Cupcakería es único; no compite con cafeterías o panaderías y une estos dos conceptos en uno solo.

Entrar a una tienda de esta franquicia invita a cumplir un antojo entre gran variedad de colores y sabores de cupcakes, cualidades que le han brindado al negocio gran fama y que les ha permitido, sin invertir en publicidad, ir de boca en boca.

Actualmente, tienen más de 200 solicitudes de franquicia esperando al interior de México, planes que se revisan en orden, para mantener las exigencias de calidad y frescura.

Guillermo Shiroma, director comercial y de operación, expuso que en el Distrito Federal, único estado en el que tienen presencia, se cuenta con 7 tiendas, 3 de ellas son franquicias y el plan de expansión es abrir 10 unidades más para este año, en lugares como Interlomas, Bosques y Satélite y están evaluando ubicaciones al sur de la ciudad.

Sin embargo, con la promesa de vender sólo pan del día, se han tomado con cautela el plan de expansión al interior del país, señaló Shiroma.

Por la naturaleza de ser un producto artesanal, aún no se puede franquiciar al interior de la República, es una limitante de la propia empresa, ya se tienen técnicas y modelos para implementarlo sin sacrificar la calidad, pero hasta que se cumpla con ese requisito, revisarán la posibilidad de mayor número de tiendas.

“Queremos que el cupcake que se pruebe en cualquier estado sea igual en calidad en todos lados”, comentó Shiroma.

Desde la creación del concepto de negocios, en 2011, la idea era incursionar en el modelo de franquicias, sin embargo, no se ha desarrollado con el impulso que se quisiera tener, pese a contar con muchas solicitudes, porque son muy cuidadosos con la elección de la franquicia, explicó el directivo.

Cualquier producto que no se venda el mismo día en que fue preparado representa una merma para la empresa.

“Esta práctica no es tan rentable como quisiéramos, pero no vamos a cambiar la calidad del producto por ser un negocio de volumen”, dijo Shiroma.

Para lograr los niveles de rentabilidad deseados y reducir el tiempo de retorno de inversión (con un costo de operación de 400 mil a 800 mil pesos por unidad), como desarrolladores de la franquicia maestra decidieron absorber parte de las mermas del producto que no se consuma en el día para cada franquicia.

‘DELICIOSA’ INNOVACIÓN

Cuando Conchita Valdés, socia y chef ejecutivo de la Cupcakería, decidió emprender este negocio cambió de lugar de residencia y de vivir en Torreón, decidió abrir una tienda exclusivamente de cupkakes en el Distrito Federal con su hermano.

Nos enfocamos en la materia prima con la que se elabora, no escatimamos en las pruebas un año antes del lanzamiento. El primer mercado fue Zona Rosa, estábamos rodeados de bares, pero desde el primer día las ventas fueron espectaculares”, recordó Valdés.

Cada día de la semana se maneja un menú diferente, de acuerdo con la temporada de frutas, con la época del año o si se tiene un festejo en particular como Día del Niño, Día de las Madres o Día del Amor y la Amistad”, señaló.

Los clientes de la empresa son de todas las edades y géneros.
A futuro, la empresa analiza la introducción de nuevos productos, pero no quieren perder la esencia de los cupcakes.

A mediano y largo plazo, la meta es seguir creciendo con franquicias, adelantó Shiroma.