Empresas

Cuatro firmas mexicanas con exposición a Volkswagen

Con la suspensión de la venta de autos con motor diésel de Volkswagen en Estados Unidos, estas cuatro firmas se verían perjudicadas al ser proveedoras de autopartes, arneses y vidrio para la automotriz alemana con hasta 9% de sus ingresos dependiendo de ésta.
Axel Sánchez
24 septiembre 2015 22:22 Última actualización 25 septiembre 2015 5:5
marcas pierden con VW

marcas pierden con VW (Especial)

Rassini, Nemak, Vitro y Condumex son cuatro empresas mexicanas que podrían salir ‘raspadas’ ante la suspensión de la venta de autos con motor diésel de Volkswagen (VW) en Estados Unidos al ser proveedores de autopartes, arneses y vidrio del gigante alemán.

Los vehículos que VW México exporta al vecino país del norte con esas características (motor diésel) representan casi el 9 por ciento de su producción total.Reportes de las empresas y analistas indicaron que entre 6 y 9 por ciento de los ingresos de las firmas mexicanas dependen de la venta que realizan a Volkswagen por lo que una reducción en la producción de la armadora europea en México impactaría en sus resultados.

El pasado viernes, la firma automotriz alemana reconoció que quebrantó normas de emisiones contaminantes en sus autos que trabajan con diésel en Estados Unidos. Como consecuencia, la autoridad local prohibió la venta de estas unidades en ese mercado.

Aunque los analistas consideraron que una baja en la producción de Volkswagen puede influir en las ventas de estas empresas, también reconocieron que podrían compensarlo con otros clientes como General Motors, Ford y Chrsyler, los cuales son los principales compradores en Norteamérica.

“Aunque en el corto plazo puede limitar un poco el ingreso de Nemak, en el mediano y largo plazo este tipo de casos como el de Volkswagen podría tener un impacto positivo en el grupo ya que reafirmaría la necesidad de las empresas automotrices de hacer modelos más eficientes y ligeros. Una forma en la que puede ‘aligerarse’ un vehículo es sustituyendo las piezas de acero por aluminio, que justamente son los productos de Nemak”, comentó Fernando Bolaños, analista de Monex.

José María Flores, analista de Ve por Más, expresó que el impacto para las empresas mexicanas será mínimo pensando que trabajan con varias armadoras y distintos tipos de contrato que les ayudan a mantener ingresos estables.

“En el caso de Rassini, la exposición es mínima ante los autos diésel. La empresa buscó participar más en los autos de Volkswagen pero no los dejaron porque ya tenían otros proveedores”, explicó.

En México, Volkswagen cuenta con 286 proveedores, los cuales se vienen profesionalizando para abastecer a la armadora con los componentes para los vehículos que exporta a Asia, Europa, Latinoamérica y Norteamérica.

Rassini es un importante proveedor de discos de freno para la industria de Norteamérica, y 9 por ciento de sus ingresos dependen de la venta que hacen a Volkswagen.

Nemak, subsidiaria de Alfa, también estará bajo revisión porque 6 por ciento de su facturación es con la marca alemana, a la cual también surte en otras partes del mundo, no sólo en México.

La división de vidrio plano de Vitro es otro importante proveedor de Volkswagen, al cual la mexicana lo destaca en su informe anual 2014 como uno de los principales clientes que tiene en México dentro de la industria automotriz.

El negocio de autopartes y arneses de Condumex, parte de Grupo Carso tiene en el segmento automotriz un importante motor de crecimiento, por lo que ve en Volkswagen a un relevante comprador junto con Chrysler, Ford y General Motors.