¿Cuáles serán los retos del IFT en el sexenio de AMLO?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cuáles serán los retos del IFT en el sexenio de AMLO?

COMPARTIR

···

¿Cuáles serán los retos del IFT en el sexenio de AMLO?

El gran logro del instituto ha sido la reforma en telecomunicaciones, pero ahora debe ampliar la conectividad en el país, de acuerdo con expertos.

Itzel Castañares
10/09/2018
Uno de los principales pendientes en telecomunicaciones son los altos pagos anuales por los derechos de explotación del espectro.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Mañana se cumplen 5 años del establecimiento del Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y con ello, del funcionamiento del regulador que preside Gabriel Contreras. A un lustro de distancia, el instituto tiene como principal logro la reforma estructural del sector.

Pese a las metas alcanzadas durante sus primeros años, el IFT enfrenta diferentes retos de cara a la nueva administración que encabezará Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y ante los desafíos derivados de los acelerados cambios tecnológicos y las demandas de la industria.

Aunque la denominación de preponderancia, la asignación de medidas asimétricas y las licitaciones de espectro están entre los principales logros del IFT, expertos de la industria consideran que ante la nueva administración deberá de establecer un nuevo punto de partida que deje de tener como referencia los logros de la reforma en telecomunicaciones.

Víctor Pavón Villamayor, presidente de Oxford Competition Economics, señaló que si bien la reforma dinamizó la competencia de precios en el sector telecom, hay otras variables estratégicas en las que aún falta trabajar.

Por su parte, Jorge Bravo, analista de Mediatelecom, Policy & Law, coincidió en ese punto y aseguró que el IFT debe centrarse en conectar a México ‘a como dé lugar’.

“Cinco años son un buen plazo para ver qué es lo que hay que cambiar y mirar hacia el futuro; ya no mirar el diagnóstico, sino la prospectiva de lo que hace falta hacer como país”, aseveró.

Esto, al considerar que el sexenio que viene será retador, pues el regulador tiene por delante un avance tecnológico brutal que traerá desafíos importantes. Por tanto, los expertos dijeron que deberá de trabajar en tres frentes diferentes.

Uno de los principales pendientes en telecomunicaciones son los altos pagos anuales por los derechos de explotación del espectro —que no administra el IFT—, sino que corresponde a dependencias como la Secretaría de Hacienda el manejo de esos recursos.

Sandra Rodríguez, abogada experta en temas de telecom, comentó que el reto está en que el IFT goce de verdadera autonomía, ‘se desprenda’ de Hacienda y establezca sus propios precios competitivos.

En la autonomía le sigue temblando la mano. La opinión de Hacienda no es vinculante y, sin embargo, le siguen dando esa facultad, cuando Hacienda no conoce la operación de las empresas y establece cobros y expectativas altas. La reforma le dio esa autonomía (al IFT), y al ser un ente autónomo deberá defender tanto a los concesionarios como a los operadores”, agregó.

Advirtió que de nada servirá que haya una oferta relevante de espectro si no se va a generar la demanda suficiente por los altos costos, lo que, por ende, limitaría el número de servicios.

Ante un entorno con más jugadores y servicios, temas como la preponderancia, el poder sustancial en TV de paga o la separación funcional de Telmex —actualmente en curso— tendrían que ponerse nuevamente sobre la mesa, coinciden expertos.

Dados los cambios, el IFT tiene que hacer estudios de mercado de forma permanente, cada 5 años e incluso, incorporar a las plataformas Over The Top (OTT) —como Netflix, Spotify y Amazon Prime— para definir con mayor claridad si son competidores del negocio tradicional, señaló Bravo.

“Además, debe evaluar qué se está perdiendo al tener un preponderante, que es contar con mayor cobertura e inversión en redes”, consideró.

Sobre esto, Rodríguez dijo que México ‘se quedó enfrascado’ en la asimetría y preponderancia, una regulación que, en su opinión, ya no responde a las necesidades actuales de los usuarios.

“Lo que tiene que haber son mayores ofertas con calidad en los servicios, lo que va a abrir la oferta del preponderante, pues. Además, hay una red mayorista en operación y otra red troncal que va a competir con los servicios que ofrece el preponderante de telecom”, añadió.

En 2017 la inversión en infraestructura de telecomunicaciones se redujo 27 por ciento comparado con el año previo, lo que plantea dificultades para lograr los objetivos de conectividad ante la falta de recursos en el sector

Al respecto el titular de Oxford Competition Economics señaló que la meta de conectividad universal tiene que cumplirse necesariamente a través de nuevas estrategias que generen incentivos.

“Es claro que el nuevo gobierno va a tener recursos escasos, por lo que se necesitan nuevos esquemas de inversión. Hay que repensar la regulación y ver de qué manera puede ser más efectiva y tener mayor impacto no sólo en términos de precios, sino en calidad de servicio y de inversión privada”, explicó.

Además de estos retos, los expertos aseguraron que el regulador debe trabajar con el nuevo gobierno, principalmente la Subsecretaría de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para lograr la conectividad universal y generar políticas que permitan la neutralidad tecnológica y el alcance de 5G.