Empresas

Crisis por bajas ventas arrastra a industria automotriz en Europa

12 febrero 2014 5:2 Última actualización 24 abril 2013 18:14

[Bloomberg] Fabricantes alemanes han tenido mejor desempeño que competidores franceses.  


Reuters
 
La profunda crisis del mercado automotriz de Europa está empezando a afectar a los fabricantes de autos más prósperos, que han tenido que responder a los descuentos aplicados por sus rivales en una desesperada batalla por clientes.
 
Las ventas de autos en la región se dirigen a su sexto declive anual consecutivo y a su peor nivel en 2 décadas, mientras que analistas de la industria ahora dicen que la crisis podría durar años.
 
Los fabricantes alemanes de algunas de las marcas más sólidas de la industria han tenido un mejor desempeño que sus competidores como la francesa Peugeot, que ha reportado masivas pérdidas, o la italiana Fiat.
 
Pero el miércoles, Volkswagen y Daimler reportaron una caída de sus utilidades en el primer trimestre y Daimler incumplió con las expectativas del mercado por primera vez en 6 meses.
 
Volkswagen, la mayor fabricante de autos de Europa, dijo que encara "una competencia cada vez más fuerte en un ambiente de mercado desafiante", luego de haber soportado buena parte de la crisis durante el año pasado.
 
"No somos completamente inmunes a la intensa competencia y al impacto que tiene sobre el negocio", sostuvo la compañía.
 
Aunque Volkswagen se apegó a su meta de igualar la ganancia operativa récord del año pasado de 11,500 millones de euros (14,940 millones de dólares), Daimler dijo que ya no buscaba lograr el mismo nivel de utilidades antes de intereses e impuestos del 2012 de 8,100 millones de euros, descartando un objetivo establecido hace apenas nueve semanas.
 
"Muchos mercados se deterioraron más de lo esperado por razones económicas, especialmente en Europa occidental", dijo el presidente ejecutivo Dieter Zetsche.
 
Volkswagen, fabricante del modelo Golf, cuenta con sus nuevos modelos y con las señales de una mejoría de la confianza del consumidor en Alemania para cambiar su panorama en la segunda mitad del 2013. Se comprometió a elevar las ventas y entregas a nuevos récords este año.
 
Pero el grupo germano depende ampliamente de su unidad de lujo Audi para sus ganancias. En tanto, Su marca principal del mismo nombre parece depender cada vez más de descuentos de precios -de hasta 30% en algunos casos, según una fuente- para mantener el ascenso de las ventas.
 
Las ventas de las 12 marcas de Volkswagen fueron mayormente planas durante abril, pero los resultados de la división central -que contabilizan casi un tercio de las ganancia del grupo- bajaron por primera vez en 3 años.
 
"Hay un riesgo creíble de que el mercado europeo de altos márgenes permanezca con debilidad por varios años", dijo Stefan Bratzel, jefe del Centro para la Administración Automotriz, un grupo de expertos de la industria situado cerca de Colonia.
 
Las ganancias antes de impuestos e intereses del primer trimestre de Daimler se desplomaron a más de 917 millones de euros, incumpliendo incluso la estimación más reducida de 930 millones de euros proyectada por analistas.