Empresas

Cremación dicta tendencia en la industria funeraria

10 febrero 2014 4:45 Última actualización 07 agosto 2013 15:0

 [Bloomberg / Archivo] 


 
Notimex
 
El 80% de los difuntos en las principales ciudades del país son incinerados, tendencia que revela cómo las familias mexicanas optan por esta práctica ante la saturación de los panteones, su lejanía y los elevados precios, pues la inhumación puede ser hasta 30% más costosa.
 
De acuerdo con un análisis de Grupo Gayosso, ante esta práctica el sector funerario dirige inversiones en la edificación de nichos cuya demanda ha crecido más de 20% en los últimos cinco años.
 
Carlos Lukac, director general de la firma, describió que en ciudades como Monterrey se han registrado meses donde el 100% de los difuntos son cremados.
 
"La media es de 80% de personas difuntas que son incineradas en las ciudades de Guadalajara, Monterrey y México. En el resto del país la mezcla de cremación oscila de 40 a 60% y con tendencia a crecer, lo que marca el camino a seguir", consideró.
 
De acuerdo con cifras del sector, el IMSS ofrece 25,000 servicios de cremación al año seguido de Grupo Gayosso que dentro del sector privado es líder con casi 20,000 servicios anuales, además de contar con 21 hornos considerados como los tecnológicamente más avanzados en el país.
 
El aumento de este cambio en la tradición funeraria en México tiene que ver con aspectos como la saturación de panteones, -la mayoría en pocos años alcanzaran el 100% de capacidad-, económicos pues una cremación puede ser menos costosa y también el aspecto religioso, pues la Iglesia Católica acepta la cremación desde la década de los 60.
 
Dentro de los servicios, abundó Lukac, está el reto del mercado de previsión funeraria, el cual ha ganado terreno, pero debe detonar para que más familias tengan acceso a servicios funerarios de calidad e integrales, donde no sólo tengan la velación sino todo el espectro de servicios inherente, como es el panteón, nichos y servicios post-mortem.