Empresas

Crean durazno más resistente a sequías

Universidad Autónoma de Chapingo logró el mejoramiento in vitro de la planta de durazno, para que las cerca de 8 mil de hectáreas que se siembran en el estado de Zacatecas, sen resistentes a las condiciones climáticas de la región.
Isaías León / corresponsal
24 junio 2014 17:24 Última actualización 25 junio 2014 5:0
durazno

(Bloomberg)

ZACATECAS, Zacactecas.- Luego de 3 años de investigación, la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) anunció que logró el mejoramiento in vitro de la planta de durazno, que ahora tiene mayor resistencia a la sequía.

Ante ello, los integrantes del Sistema Producto Durazno del estado de Zacatecas (Siproduzac) afirmaron que, ante los protocolos que se utilizaron para la elaboración de esta planta, están en disposición de usarla en zonas de riego; actualmente se siembran cerca de 8 mil hectáreas de esta fruta en la entidad.

José Luis Domínguez Álvarez, doctor en Horticultura e integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SIN) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), desarrolló junto con otros 15 especialistas, plantas in vitro para durazno, guayaba e higo.

Detalló que fue a través de la Fundación Produce A.C., se invitó al Colegio de Posgraduados de la UACh y especialistas del Instituto del Centro de Propagación de Ciego de Ávila, Cuba, a rehabilitar un Laboratorio de Tejidos, ubicado en el municipio de Jerez, a 50 kilómetros al oeste de la capital del estado, y que desde su fundación en 2002 había sido abandonado.

La intención de ese laboratorio fue crear una planta de durazno resistente a las condiciones climáticas de la región, principal productor de la fruta en la entidad; al no lograrlo, fue abandonado por los investigadores un año después de su inauguración.

Domínguez Álvarez detalló que en 2010 se retomaron los trabajos en este espacio y hace dos años lograron avances para desarrollar una nueva planta y para 2012 ya se tenían los protocolos de desarrollo de 20 selecciones de durazno que se colectaron en las huertas zacatecanas.

“Luego de dos años de investigaciones ya tenemos una planta resistente a nemátodos (plaga del durazno) y a suelos ferrosos, como es el caso de Zacatecas”, dijo el investigador.

Añadió que por tener raíces largas, es ideal para zonas con poca lluvia; tolera baja cantidad de agua y la raíz es grande para explorar superficie mayor de suelo”.

Sobre esta planta, se injertarán variedades de durazno que se siembran en la entidad, como es el Criollo de Agosto y San Judas, que ya han resistido pruebas.

Por su parte, Gustavo Hernández Muro, presidente del Siproduzac, aseguró que están en disposición de utilizar la planta. 

Y es que, a pesar de que los durazneros consideran que es “muchísimo más productiva”, Hernández detalló que tiene limitantes.

“Están poco adaptados a las condiciones de la región porque los duraznos criollos tienen cientos de años; estos productos hay que apapacharlos mucho”.

Sin embargo, añadió que empezarán a utilizarlos en las más de mil hectáreas de riego que tiene la entidad de un total de 8 mil que se siembran con la fruta.