Empresas

Corte da la razón a Telcel en tarifa cero, aunque le pone candados

La Segunda Sala de la Suprema Corte otorgó a la empresa de Carlos Slim un amparo, dándole la razón en que el Congreso no puede determinar la llamada tarifa cero de interconexión.
Itzel Castañares
16 agosto 2017 14:49 Última actualización 17 agosto 2017 4:55
Slim

Slim

Ejemplo para entender la tarifa cero
Como está la ley actual, si alguien llama de un teléfono AT&T a un Telcel, la empresa estadounidense no paga por esa llamada terminada en la red de la mexicana; sin embargo, una llamada que sale de Telcel a un AT&T sí genera un pago, mismo que determina el IFT

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó por unanimidad el amparo interpuesto por Telcel, ante la prohibición que tiene para cobrar a sus competidores por llamadas terminadas en su red, la nombrada tarifa cero de interconexión.

El proyecto que aprobó la Corte, elaborado por el ministro Javier Laynez, determina que este 2017 no habrá cambios en la tarifa cero, y que será el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el que determine a partir de cuándo y de cuánto será la tarifa de interconexión, incluso podría determinar que ésta siga siendo cero.

Además, determina que no hay retroactividad, es decir, que la empresa de Carlos Slim no podrá cobrar a sus rivales por las tarifas no cobradas de 2014, cuando entró en vigor la nueva ley del sector, a la fecha.

El amparo otorgado por la Corte es sólo para Telcel; es decir, no es extenso a otras empresas de América Móvil, como Telmex.

"El Instituto Federal de Telecomunicaciones, en términos de la presente ejecutoria, dejará de ejecutar el sistema declarado inconstitucional, en tanto que no puede recaer en persona distinta que no sea Radiomovil Dipsa (Telcel) a pesar de formar parte del mismo grupo de interés económico", detalló el ministro Javier Laynez, quien hizo el proyecto, en los resolutivos.

“empresas”


Las acciones de América Móvil pasaron a terreno positivo tras conocerse que la Suprema Corte falló a su favor. Los títulos de América Móvil subían un 0.42 por ciento a 16.65 pesos. Antes de conocerse el fallo, los papeles perdían cerca de un 0.5 por ciento.

La tarifa cero significa que América Móvil no ha podido cobrar a los competidores por las llamadas que terminaron en su red desde que la nueva ley del sector entró en vigor en 2014.

El proyecto de Laynez señala que esta regulación de tarifa cero la debió hacer el Instituto Federal de Telecomunicación, tal como reclama América Móvil.

Esta tarifa fue incluida en la Ley Federal de Telecomunicaciones, es decir, la instauró el Poder Legislativo, con la reforma al sector que busca mayor competencia entre las empresas.

La reforma fue una gran victoria para el presidente Enrique Peña Nieto, pero los abogados de Slim han luchado contra ella argumentando ante la Corte que los legisladores no están facultados para crear reglas "asimétricas" contra América Móvil para ayudar a sus competidores más pequeños.

América Móvil ha asegurado que la obligación de prestar servicios a sus competidores sin cobrar tarifa alguna es una arbitrariedad, debido a que la regulación asimétrica impuesta en su calidad de agente económico preponderante en telecomunicaciones no es sinónimo de ofrecer servicios gratuitos a sus rivales.

En cambio, los competidores de la telefónica de Slim como AT&T, Telefónica, Megacable, Totalplay, Axtel y Altán Redes aseguran que lo que América Móvil ha buscado con este amparo es retrasar y diluir los efectos del nuevo marco regulatorio “mediante recursos legales y artilugios”.

El pago retroactivo es una de las principales preocupaciones para las empresas rivales de América Móvil, ya que significaría el pago en total de más de 800 millones de dólares en comisiones atrasadas, lo que dañaría su modelo de negocio y los planes a futuro.

“El no cobro por la terminación de llamadas en la red del agente económico preponderante ha hecho posible que otras empresas -tanto móviles como fijas- inviertan en sus propias redes y puedan ofrecer planes atractivos motivando la competencia, por lo que su eliminación causaría un daño irreversible en el ambiente de competencia en México”, alertaron la semana pasada en un desplegado los rivales de Slim.