Choque de Tesla replantea las capacidades del sistema de conducción semiautónomo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Choque de Tesla replantea las capacidades del sistema de conducción semiautónomo

COMPARTIR

···

Choque de Tesla replantea las capacidades del sistema de conducción semiautónomo

La investigación de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte es la última que concentra la atención en las posibles fallas de la tecnología emergente de conducción autónoma.

Bloomberg Por Alan Levin y Ryan Beene
08/06/2018
Actualización 08/06/2018 - 12:35
Volante y panel de control del Modelo X P100D de Tesla.

El Model X de Tesla que chocó en California meses atrás mientras era guiado por su sistema de conducción semiautónomo aceleró a 114 kilómetros por hora (71 millas por hora) en los segundos previos a que el vehículo se estrellara contra una barrera de la autopista, informaron los investigadores el jueves.

Un informe preliminar de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por su sigla en inglés) sobre el accidente del 23 de marzo en Mountain View plantea nuevas preguntas sobre las capacidades del sistema de conducción semiautónomo de Tesla y las acciones del conductor. Se detectaron sus manos sobre el volante sólo 34 segundos durante el último minuto anterior al impacto y el hombre había programado que el auto circulara a 120 kilómetros por hora (75 millas), indicó el informe.

La investigación es la última que concentra la atención en las posibles fallas de la tecnología emergente de conducción autónoma. En el caso de Tesla, la compañía promociona su sistema diciendo que posee capacidad de autoconducción, aun cuando los vehículos no frenaron ante objetos estacionarios en la calle en varios casos y se advierte a los dueños que estén atentos.

Otra investigación de la NTSB sobre un automóvil autónomo de Uber Technologies que mató a una transeúnte el 18 de marzo en Arizona reveló que los sensores del auto detectaron a la víctima pero que el vehículo no estaba programado para frenar ante los obstáculos.

Walter Huang, un ingeniero de 38 años que trabajó en Apple, murió en el choque del 23 de marzo cuando su Model X se estrelló contra la barrera mientras el conductor usaba el sistema de asistencia conocido como Autopilot. La computadora del auto no detectó sus manos sobre el volante durante seis segundos antes de la colisión, según la NTSB.

Las acciones de Tesla, que habían subido 3.3 por ciento, cayeron durante el día. Cerraron con una declinación de 1.09 por ciento a 316.02 dólares en las operaciones en Nueva York.

El informe preliminar no comprendía las conclusiones acerca de la causa del choque. “Todos los aspectos de la colisión siguen siendo investigados en tanto la NTSB determina la causa probable con el propósito de emitir recomendaciones de seguridad para impedir choques similares”, decía el informe.

Una portavoz de Tesla declinó efectuar declaraciones sobre el informe de la NTSB y remitió al mensaje que la compañía publicó en un blog el 30 de marzo. En ese mensaje, la compañía decía que el conductor tuvo unos cinco segundos y 150 metros de visión despejada de la barrera de la autopista pero no realizó acciones para evitar la colisión, sobre la base de los registros del vehículo.

“Autopilot de Tesla no evita todos los accidentes –ese estándar sería imposible- pero hace que sea mucho menos probable que ocurran”, escribió la empresa en el blog. “Inequívocamente hace que el mundo sea más seguro para los ocupantes de los vehículos, los peatones y los ciclistas”.

Un abogado contratado por la familia de Huang, Mark Fong, dijo que el informe de la NTSB parece contradecir la descripción anterior de Tesla del accidente y apuntala la opinión de la familia de que los sistemas del auto fallaron. “El sistema Autopilot nunca debería haber hecho que eso sucediera”, dijo Fong de Minami Tamaki LLP.