Empresas

Coparmex reconoce avances en seguridad con actual gobierno

10 febrero 2014 4:30 Última actualización 01 septiembre 2013 19:7

[No hay una política eficaz en seguridad pública que permita reducir delitos sensibles para la sociedad, tal como se ofreció en campaña. Cuartoscuro] 


 
Notimex
 
La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reconoció que durante los primeros meses del actual gobierno federal se ha observado una disminución relativa en los homicidios dolosos y la captura de líderes de organizaciones criminales, mediante operaciones de inteligencia y sin un solo disparo.

En su análisis del país en la víspera del primer Informe de Gobierno 2013, el organismo patronal reconoció que también se observa una mejor coordinación para tratar de resolver el problema de la inseguridad por regiones, sumado a reuniones del secretario de Gobernación con distintos actores políticos, que han tenido resultados positivos.

Sin embargo, comentó que si bien el gobierno federal ha basado su estrategia de prevención social de la violencia a través de recursos, trabajo y asistencia social a las zonas marginadas donde hay mayor incidencia de violencia, estos recursos apenas fueron liberados el 31 de julio y todavía falta tiempo para implementar los programas.

En su "Visión Coparmex: Inicio de Gobierno", sostuvo que la Gendarmería Nacional ha representado un proyecto fallido, por la falta de presupuesto y la pertinencia de su diseño, especialmente en su estructura de mandos civiles.

Al respecto, señaló también que no hay una política eficaz en seguridad pública que permita reducir delitos sensibles para la sociedad, tal como se ofreció en campaña.

Sobre el Estado de derecho, indicó que frente al escenario de desaceleración económica, las perspectivas de solución suelen concentrarse en la reactivación del mercado interno, en la diversificación de las exportaciones o en el impulso a las reformas estructurales que en la falta de acuerdos en la clase política ha postergado por años.

No obstante, dijo, "no debemos olvidar que un Estado de derecho débil, como ha sido el mexicano, frena las opciones de un país para crecer y desarrollarse".

En este contexto, argumentó que frente a este escenario adverso de desaceleración, además de las medidas económicas correspondientes, "debemos exigir y discutir nuevas reglas para el fortalecimiento de nuestras instituciones y la consolidación del imperio de la Ley".

La Coparmex enfatizó que la ausencia del Estado de derecho se manifiesta en los eventos recientes, en los que maestros toman las calles o cierran el Congreso de la Unión "impunemente".

En su opinión, las marchas y plantones, motivados por los intereses de grupo para mantener prebendas, son un freno al desarrollo del país, lo han sido hasta el punto de impedirle a los mexicanos el diálogo institucional que se materializa en los recintos parlamentarios.