Empresas

Conversaciones entre Austria y Slim por Telekom, en dificultades

Las conversaciones entre ambas partes para reunir sus participaciones en Telekom Austria se han topado con la insistencia de Viena en mantener sus derechos de veto sobre algunas decisiones generales.
Reuters
20 marzo 2014 7:32 Última actualización 20 marzo 2014 8:32
[El satélite adquirido por la empresa de Carlos Slim ampliará el acceso a Internet de banda ancha en Brasil. / Bloomberg] 

[El satélite adquirido por la empresa de Carlos Slim ampliará el acceso a Internet de banda ancha en Brasil. / Bloomberg]

VIENA.- Las conversaciones entre Austria y la firma América Móvil del magnate mexicano Carlos Slim para reunir sus participaciones en Telekom Austria se han topado con inconvenientes por la insistencia de Viena en mantener sus derechos de veto sobre algunas decisiones generales, reportó el jueves el periódico Kurier.

Las conversaciones no han pasado a negociaciones formales, dijo la semana pasada el holding estatal austriaco ÖIAG.

Éste es el mayor accionista en Telekom Austria con el 28 por ciento frente a casi el 27 por ciento de Slim.







Kurier dijo que las conversaciones se habían vuelto más difíciles.

"La situación ha escalado dramáticamente. El acuerdo está en el filo de la navaja", reportó el diario, al citar a observadores no identificados.

El periódico dijo que OIAG está insistiendo en amplios derechos a veto similares a los que obtuvo el estado hace dos décadas cuando se involucró en un acuerdo similar con el fondo de Abu Dhabi, IPIC, para controlar el grupo energético OMV .

También dijo que los mexicanos rechazaron un borrador que incluía este aspecto.

Un portavoz de OIAG dijo que las conversaciones preliminares estaban en progreso, pero declinó entregar más detalles.

El lunes, Telekom Austria informó que América Móvil controlaba desde la semana pasada el total del 26.8 por ciento del paquete de acciones que se había dividido previamente con una fundación familiar.

Eso es suficiente para vetar grandes decisiones en la empresa austriaca, pero está por debajo del 30 por ciento del umbral que genera la obligatoriedad de una oferta de compra.