Empresas

Controladora de DeMet entra a concurso mercantil

La empresa Riober será llevada a concurso mercantil debido a un adeudo que arrastra desde 2009. En el 2010, la compañía había buscado la aprobación de su venta debido a que se vio imposibilitada a pagar sus compromisos. 
Axel Sánchez
12 marzo 2014 21:4 Última actualización 13 marzo 2014 5:0
Construcción de vivienda en Estados Unidos. (Reuters/Archivo)

Economía de Estados Unidos

El poder judicial aprobó que la empresa Riober, controladora de Grupo Empresarial México (Gemet) y de Desarrolladora Metropolitana (Demet), se llevara a concurso mercantil debido a un adeudo que arrastra desde 2009.

La empresa representada por Bernardo Riojas Achútegui obtuvo del juzgado 12 de distrito en Materia Civil del Distrito Federal la aprobación del proceso, una vez que el Tribunal Colegiado décimo segundo del primer circuito en el mismo ramo permitió que continuará el concurso.

Desde 2010, la empresa había estado buscando la aprobación de su venta una vez que se vio imposibilitada para pagar sus compromisos, pero a mediados del año el juzgado detuvo el proceso de venta.

En noviembre de 2013, se promovió un juicio de amparo por parte de la empresa Fahiger Mensch, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, aprobado el 6 de marzo pasado, obligando al juez previo a que diera procedimiento a la venta de la compañía.

Al darse su concurso mercantil, se permitiría pagar su deuda que hasta el momento se desconoce a cuanto asciende por los intereses generados de la misma.

En 2009, Riober ganó un amparo en un tribunal colegiado para evitar el cobro de sus deudas, a lo cual las contrapartes bancarias consideraron inconstitucional frente al artículo 93 de la Ley de Instituciones de crédito.

Basilisk, de Karl Frei, fue una de las instituciones que lograron presionar esta decisión condenando a Riober a pagar sus compromisos, los cuales llegaban con ellos a 47 millones de pesos más intereses.

DeMet ha sido perseguida no solo por sus deudas, sino también por las malas condiciones de los hogares que edificó, tanto que en 2010 la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que ha sido la empresa que más quejas ha recibido del sector vivienda.

Al tener un comportamiento comercial inadecuado, la dependencia recomendó a la población evitar involucrarse con esta empresa inmobiliaria.

Hasta esa fecha tuvieron 156 quejas por incumplimiento en los términos y condiciones de contratación. Además, este proveedor tiene un porcentaje extremadamente bajo de conciliación: en 2009 se solucionó sólo 28 por ciento de las controversias, mientras que en 2010 se ha solucionado apenas 5 por ciento de las quejas. Esto significa que más de la mitad de los consumidores que se han quejado están insatisfechos con la forma de conciliar de la empresa.

Dentro del sector inmobiliario, Demet ocupa el primer lugar en el número de procedimientos por infracciones a la Ley. En el periodo comprendido de 2009 a agosto de 2010 se le impusieron 72 multas, por un monto total de 10 millones 647 mil 050 pesos.

El fundador de la compañía, Bernardo Riojas Achútegui, anteriormente participó en los sectores de vivienda de interés social y medio con diversas compañías. Diseñó las asociaciones estratégicas con Burger King Corp. y Kaufman and Broad Home Corp. Ha estado involucrado con el desarrollo de más de 17 mil unidades habitacionales de interés social.