Empresas
caso de estudio

ConTacto lleva su telefonía a localidades desatendidas y triunfa

ConTacto, es una empresa que ofrece servicios de internet y telefonía a comunidades despreciadas por las grandes empresas de telecomunicaciones, fue creada por Renato González Velázquez hace siete años, y hoy factura 10 millones de pesos anuales.
Isaías León 
02 junio 2015 21:27 Última actualización 03 junio 2015 4:55
ConTacto

ConTacto llega a donde los grandes no. (Cortesía)

Con la intención de comunicar a los habitantes de la zona sur de Zacatecas con sus familiares en Estados Unidos, Renato González Velázquez inició hace siete años la empresa ConTacto, que hoy factura 10 millones de pesos anuales y ofrece servicios de internet y telefonía a comunidades despreciadas por las grandes empresas de telecomunicaciones.

Desde su silla de ruedas, la cual comenzó a usar en el 2007, luego de un accidente automovilístico que le provocó una lesión en columna vertebral, González dirige a 15 personas, quienes se encargan de proporcionar el servicio a más de 150 comunidades de 30 municipios de Jalisco y Zacatecas.

ConTacto tiene su sede en Santa María de la Paz, ubicado a 71 kilómetros al sureste de la capital del estado y con un poco más de 2 mil 500 habitantes.

De hecho, la historia de la empresa inicia al terminar la rehabilitación del accidente.

“Yo daba clases en la Universidad de Guadalajara (U de G) campus Colotlán y cuando conocieron de mi estado decidieron despedirme”, expuso.

Durante ese proceso, platicó en diversas ocasiones con José Guadalupe Candelas Ortiz, quien estudiaba Telemática en el Instituto Tecnológico Superior Zacatecas Sur, donde él egresó como Ingeniero en Sistemas, concluyeron que no encontrarían trabajo y que tendrían que iniciar una empresa.

Pero en este municipio la conectividad a internet era nula, por lo que se dieron a la tarea de ‘conectar’ a la comunidad a través de internet inalámbrico. Y surgieron los primeros problemas.

Al inicio se encontraron con trabas para obtener los permisos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ya que en el gobierno federal les advirtieron que una señal de ese tipo tendría que licitarse “y que las grandes empresas pujarían por esas señales con muchos millones de pesos; nosotros sólo queríamos darle internet a nuestro municipio”, dijo.

Fue entonces cuando acudieron a la Cámara de Diputados y el legislador Adolfo Bonilla Gómez les apoyó con ese trámite. Entonces obtuvieron los permisos correspondientes e iniciaron las alianzas necesarias para arrancar la empresa.

Ahora, este servicio permite que las familias se mantengan comunicadas a pesar de que algunas no tengan conocimientos sobre el uso de computadoras o tabletas.

Y como las comunidades presentan diversas características, la empresa decidió diversificar los métodos de pago.

“En el caso de las comunidades que se encuentran cerca de alguna cabecera municipal con servicio de banco, el pago lo pueden hacer con depósito bancario; en algunas otras llegamos a algún acuerdo con negocios locales para que mediante ellos se haga el pago. Una más es a través de las oficinas de Telégrafos de México y, en otros casos, se acuerdan transferencias electrónicas”, detalló.

Pero la preocupación principal de la empresa es que los habitantes de esas comunidades, algunas con sólo dos familias, usen esta tecnología.

“Tenemos una persona encargada de seguimiento a clientes y control de calidad. Dentro de las actividades de este colaborador está mantener comunicación con nuestros clientes. Se atienden las necesidades que tengan en un sentido estrictamente tecnológico”, aseguró González Velázquez.

“Cuando alguno de nuestros clientes tiene la necesidad de capacitación para uso de una tableta o equipo de cómputo, la persona encargada de dar el seguimiento asigna a uno de nuestros ingenieros para capacitarlo; la misma consiste en explicarle detalladamente y con diferentes prácticas el uso de herramientas como Skype, Facebook, Facetime o alguna herramienta de comunicación sugerida por los mismos familiares del cliente”, agregó.

Al final de la misma, se les deja un acceso directo en el dispositivo para que el cliente, “con un sólo click”, haga la llamada con sus familiares.
Luego de ocho años de trabajo, además de prestar servicio a particulares, mantiene acuerdos con 12 presidencias municipales de Zacatecas para brindar internet gratuito en las plazas principales. Algunos de estos municipios no tienen más de 3 mil personas.

“Hay planes de expansión a más comunidades, sobre todo aquellas en las que la posibilidad de que servicios de tecnologías de la información y comunicación sean otorgados a corto o mediano plazo. En cuanto a los estados, tenemos proyectado Aguascalientes, Nayarit y San Luis Potosí”, comentó el emprendedor.

Asimismo, refirió que aún en su zona de cobertura, con la infraestructura que tienen les faltan muchas comunidades por cubrir.

“Sin embargo, nuestro crecimiento es paulatino debido a los costos que implica”, dijo.

Sobre la posibilidad de franquiciar el servicio, señaló que hasta ahora no lo han considerado.

“A algunas empresas les ha gustado nuestro modelo y lo han seguido bajo un acuerdo de confidencialidad y sobre todo que contraten nuestros servicios tecnológicos”, apuntó.

CONECTA
Sector:
Telecomunicaciones
Empleados: 15
Facturación: 10 mdp anuales
Área de influencia:​ Ofrece servicios a más de 150 comunidades de 30 municipios de Jalisco y Zacatecas.