Empresas

Construyen plaza pública en los Arcos de Querétaro

12 febrero 2014 5:2 Última actualización 19 abril 2013 9:17

 [Cortesía] Será un nuevo lugar de esparcimiento para queretanos y turistas. 


Francisco Flores Hernández
 
 
QUERÉTARO, Qro.- Concluyó la restauración del simbólico Acueducto de Querétaro, donde se invirtieron 16 millones de pesos, pero las obras continúan en la cara sur de este simbólico monumento, pues ahí se construye una plaza pública, en la que se aplican más de 14 millones de pesos.
 
 
El secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP), Sergio Chufani Abarca, explicó que este espacio, que lleva un avance de 40% en su construcción, se denominará Plaza Pública de la Zona de los Arcos y será utilizado para el esparcimiento de las familias y los turistas.
 
 
Contará con mobiliario urbano, iluminación, fuentes, "esculturas urbanas y arquitectura de paisaje, que convivirá de forma armónica con el monumento histórico y símbolo de nuestra entidad".
 
 
La construcción "ya se ha salido del nivel de cimentación, por lo que en los próximos días las actividades avanzarán de una manera más ágil, a fin de ponerla en funcionamiento para beneficio de la ciudadanía.
 
 
"Estamos planteando que todo sea inaugurado en conjunto, tanto el camellón central que estamos rehabilitando, como la plaza, para el día último de mayo", indicó.
 
 
Recordó que también se trabaja en la arquitectura de paisaje para la regeneración del camellón central que sirvió como desvío temporal durante la ampliación a 3 carriles del paso inferior del Boulevard Bernardo Quintana.
 
 
En cuanto a la restauración del Acueducto, detalló que los trabajos ya concluyeron, "y entre las acciones realizadas resalta el rescate de 37 metros lineales del monumento, que se ubican en el cruce que hace el monumento entre la colonia Loma Dorada y la delegación municipal de Hércules, con lo que la arquería pasó de 1,260 a 1,297 metros de longitud".
 
 
Apuntó que “en esa zona se pueden apreciar unos pequeños contrafuertes que van creciendo hasta convertirse más delante en los pilares que sostienen los arcos de Querétaro.
 
 
Para la restauración del acueducto, dijo, “se trabajó en liberaciones de elementos nocivos para el monumento histórico, como maleza, sales, hongos, musgos".
 
 
Asimismo, se llevó a cabo la “limpieza de la piedra y el caño, consolidación de los pilares de los arcos, al igual que de los aplanados y bruñidos en la parte superior del caño por medio de inyecciones de varios arcos, pilares y aplanados".
 
 
También se realizó “la sustitución o injertos de algunos de los sillares, todo ello bajo procedimientos aprobados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia".