Empresas

Constructores salen de Guerrero por violencia

Ante la ola de violencia que aqueja a Guerrero, al menos 10 empresas de construcción, como es el caso de Coconal, dejaron sus operaciones en el estado por razones de extorsión, secuestro de trabajadores, así como el cobro del derecho de piso.
Nalllely Ortigoza
12 noviembre 2014 20:30 Última actualización 13 noviembre 2014 4:55
puente

La construcción de obras en la zona de Tierra Caliente es casi imposible. (Cuartoscuro)

Al menos 10 empresas de construcción que realizaban trabajos en Guerrero han decidido dejar incompletas las obras y salir de esa entidad, ante la ola de violencia que se enfrenta.

Constructores son amenazados por el crimen organizado, que les exige el pago del 10 por ciento del contrato como ‘derecho de piso’, para permitirles trabajar.

Héctor Ovalle, presidente de Coconal, reveló que su empresa padeció extorsiones, el secuestro de seis trabajadores, así como el cobro de ‘derecho de piso’ por un grupo criminal en la zona de Tierra Caliente, en Guerrero.

“Nos acabamos de salir de unas obras porque el tema de Guerrero está verdaderamente serio. Fuimos sobrellevando las cosas sin dar dinero, pero tuvimos que salirnos de esas obras y nos amenazaron con matarnos”, dijo Ovalle, en entrevista.

La empresa realizaba obras de reconstrucción por el paso de ‘Ingrid’ y ‘Manuel’, que azotaron a la entidad en 2013. Los trabajos que realizaba Coconal consistían en cuatro puentes, por un contrato de 200 millones de pesos, detalló el directivo.

“Tenemos una denuncia formal hecha con la policía federal. El problema de Guerrero es que todo está contaminado; nosotros no pudimos denunciar con la policía estatal porque está corrompida”, señaló el empresario.

Treinta constructoras realizaban trabajos en la entidad, pero 10 decidieron salir, debido a la inseguridad, consideró.

Luis Zárate, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, pidió a las autoridades de Guerrero brindar seguridad a las empresas.

“La situación en Guerrero es de alta peligrosidad. Lo que requerimos es un mayor apoyo de las policías estatales y federales, porque no podemos dejar de trabajar”, señaló el líder empresarial.

El Centro SCT de Guerrero fue consultado al respecto, pero su vocero aseguró que la inseguridad no ha afectado las obras en la entidad.

“No nos ha afectado, todo sigue en marcha”, aseguró Marcos Hernández, vocero de la dependencia.