Empresas

Construcción de la terminal aérea binacional de México, en un año

12 febrero 2014 4:19 Última actualización 09 junio 2013 16:6

[Bloomberg] 


 
 
Olga Ojeda
 
Tijuana.- En  un año comenzará la construcción de lo que será la primera terminal aérea binacional de todo el país, la cual unirá a Tijuana y San Diego, para manejar un tráfico de pasajeros calculado en 5 años en más de 2 millones de personas.
 
Con una inversión de 180 millones de pesos (mdp), la terminal aérea binacional Tijuana-San Diego será una realidad hacia fines del 2014 y se convertirá en la primera de su tipo en América y tercera en el mundo.
 
“Es una oportunidad única que pondrá a Tijuana en un foco de atención en el mundo entero por el simple hecho de que un puente fronterizo solo existe similar en Ginebra, Suiza y Francia, aunque este último es un aeropuerto más pequeño”, aseguró Miguel Aleaga, Director de Relaciones Institucionales del Grupo Aeroportuario del Pacífico, GAP.
 
GAP, empresa que administra y opera el aeropuerto de la Ciudad de Tijuana, ya obtuvo los permisos federales necesarios por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT , para que se utilice el espacio de los terrenos federales que permitirán levantar este proyecto, que tiene más de 20 años en planos y diseño.
 
La empresa lo retomó a partir del 2006, pero ha sido controversial debido a que algunos aseguran que habrá mayor flujo de aviones y contaminación del lado de la frontera de Tijuana y menos derrama económica porque los pasajeros cruzarán por un puente interno que cruce la frontera por la zona de Otay, directamente hacia Estados Unidos, sin tener que salir de la terminal.
 
Las autoridades de Estados Unidos ya dieron los permisos necesarios desde hace 2 años y se espera que del lado del vecino país, se construya la obra de la terminal que permita recibir y despachar pasajeros, con módulos de inmigración y aduanas, como cualquier cruce fronterizo, pero ligado al aeropuerto de Tijuana.
 
En el vecino país, se concedió el permiso presidencial autorizando a la empresa Otay-Tijuana Venture L.L.C., la cual está integrada por inversionistas Mexicanos y estadounidenses,  para construir, mantener y operar el puente para el cruce de personas en la frontera Estados Unidos-México, con el nombre de San Diego–Tijuana Airport Cross Border Facility. Se espera que este puente tendrá un costo para los usuarios, pero no se ha definido.
 
Los que se oponen
 
Si bien económicamente hablando se trata de un proyecto de grandes dimensiones, se ha criticado que generará una alta contaminación acústica y del aire en la Zona de Otay, así como graves pérdidas económicas para sectores como el comercio, transporte turístico y de pasajeros, estaciones de gasolina, hoteleros, del cual dependen miles de familias, al inhibir que millones de visitantes circulen cada año por la ciudad para cruzar la frontera a San Diego, explicó el investigador del Colegio de la Frontera Norte, Alejandro Díaz Bautista.
 
 “Esto nos afecta porque hay una derrama económica que beneficia a la ciudad de Tijuana no solo al turismo, porque una vez que están del lado mexicano para tomar un vuelo por el aeropuerto de Tijuana, van a comer, compran productos, hay una derrama general y una vez que este construido el puente binacional, esa derrama dejara de recibirse porque por el puente va a cruzar solamente el peatón con su pase de abordar y va directo a la sala de espera”, explicó Julián Palombo, Presidente de la Asociación de Comerciantes Turísticos de esta frontera.
 
El  sector comercio se opone a la creación de este puente, ya que argumenta que dejaría pérdidas económicas a la ciudad de 750 millones de dólares anuales, porque estadounidenses no llegarían a Tijuana.
 
Sin embargo, para la empresa GAP, los pasajeros podrán tener las dosposibilidades: salir de la terminal y cruzar por las garitas tradicionales, o por el puente, el cual antes de su acceso tendrá oferta comercial en Tijuana.
 
“Este es un proyecto único en el mundo, porque no hay aeropuerto o comunidad entre 2 países que tenga el intercambio de personas tan grande como lo tienen San Diego-Tijuana”, aseguró Miguel Aleaga.
 
Dijo que visto desde una perspectiva más amplia, se estima que en el corto plazo la nueva infraestructura mejorará sustancialmente la experiencia del cruce fronterizo, reduciendo en 2 ó 3 horas los tiempos de tránsito y en el largo plazo posibilitará crecimientos de tráfico y nuevos desarrollos del negocio aeroportuario.
 
“Va a conectar a Tijuana con  el resto del mundo porque aun cuando estamos interactuando contantemente con California y Estados Unidos,  estamos alejados de muchas otras conexiones; para nosotros es positivo y le va a dar a Tijuana un distingo y mayor infraestructura, generará capitales, talento y una mayor economía”, comentó Flavio Olivieri, Director de Desarrollo Económico de Tijuana, DEITAC.
 
El proyecto
 
El proyecto, comentó el Director de Relaciones Institucionales de GAP, es muy importante para la zona dado que el aeropuerto de San Diego está muy congestionado, mientras que Tijuana opera al 60% de su capacidad.
 
El acceso al puente sería exclusivo para pasajeros de llegada al aeropuerto de Tijuana, o con boleto válido para usarse en las siguientes 24 horas, mientras que los servicios de Aduanas y Migración se proporcionarían en instalaciones situadas en cada país.
 
En el proyecto participarán 11 constructoras locales y en 2 semanas se tomará la decisión de qué empresa gana la licitación.
 
“El tráfico de pasajeros  que tenemos estimado en los próximos 10 años será de un millón de pasajeros, con o sin el puente, pero podría adicionar un millón más de aquí a 5 años o a 10 años”, explicó Aleaga.
 
“Lo primero es proveer una opción más a los pasajeros, hacer más competitiva la región, desarrollar nuevo trafico como una expectativa, conectar más tráfico del continente de Asia y fortalecer la red de conexiones que tiene hoy en día Tijuana”, enfatizó.
 
Al aeropuerto  de Tijuana llegan del Sur de California el 45 % de las personas  y anualmente llegan un millón de visitantes provenientes de Estados Unidos, mientras que 50 mil pasajeros mexicanos llegan a San Diego, informó el administrador del aeropuerto de Tijuana, Guillermo Villalba Morales.
 
Para GAP, Tijuana se convertirá en puerta a Latinoamérica para los usuarios de California, mientras que los del lado mexicano se beneficiarán de las salidas hacia Europa y Asia que hay desde San Diego, además de que el 59% de los pasajeros de Tijuana comienzan o terminan su viaje en la Unión Americana y de que Tijuana tiene una completa red de conexiones a todos los destinos en México.
 
Por ahora, además de la infraestructura se está trabajando en cientos de aspectos que derivarán como el transporte terrestre, conectar el puente a las llegadas internacionales del aeropuerto y se está ejecutando el proyecto constructivo del puente con la integración con el edificio actual.
 
El proyecto contempla que entre 2015-2019 aumentará la capacidad de la plataforma de remotos y continuar la reforma del lado aire, con una inversión de 300 millones de pesos. Asimismo se ampliará la terminal con un pasillo de 11 metros de ancho hacia el lado aire, que permitirá separar a dos niveles los flujos de llegada y salida, aumentar los espacios de circulación y la zona comercial.
 
En febrero de este año apenas concluyeron las obras de remodelación de GAP del Aeropuerto “Abelardo L. Rodríguez” con inversión de más de 300 mdp, que forma parte del conjunto completo.
 
“Esta será de hecho una nueva garita, aunque exclusiva para pasajeros de ambos lados de la frontera que podría dar un desahogo al tráfico de vehículos y personas por las garitas y cruces de entrada. Este cruce fronterizo ayudaría a evitar las largas filas que se hacen en San Ysidro y Otay, señaló el investigador Díaz Bautista.
 
Información proporcionada por Finsat.