Empresas

Consorcio Aristos: de hoteleros a basureros

01 febrero 2014 10:10 Última actualización 14 noviembre 2013 5:2

[Consorcio Aristos construye y opera rellenos sanitarios. / Cuartoscuro] 


 
Claudia Alcántara
 
 
 
Aunque todavía opera cuatro hoteles, Consorcio Aristos desincorporó este año definitivamente la actividad hotelera, que le dio origen hace 58 años, para enfocar sus baterías al sector infraestructura y al manejo de residuos sólidos.
 
 
Ahora, la compañía incluye en sus resultados a la subsidiaria Rellenos Sanitarios (Resa), dedicada al manejo y disposición final de residuos sólidos, actividad en la que han acumulado experiencia y desarrollo tecnológico.
 
 
Consorcio Aristos desincorpora definitivamente la actividad hotelera para por otro lado reforzar las actividades económicas que se han venido traduciendo en un gran éxito”, informó a la Bolsa Mexicana de Valores.
 
 
Esta actividad productiva representará un incremento de 15 por ciento en los ingresos de la firma, previó.
 
 
Actualmente, Resa tiene presencia en el ramo de la construcción y operación de rellenos sanitarios, para efectos de recepción, clasificación, comercialización y procesamiento de los residuos sólidos urbanos, mediante sus plantas de separación y de transferencia.
 
 
La subsidiaria da servicio a 2 millones 426 mil habitantes, el 45 por ciento de Puebla.
 
 
Roberto Zapata, presidente de la Comisión Nacional de Turismo de Coparmex, recordó que la familia Abed, fundadora de Aristos, había alcanzado con sus hoteles en la Ciudad de México una posición relevante en el sector turístico.
 
 
“Un trabajo de servicio y concepto hotelero muy eficiente, muy interesante. Finalmente, decidieron vender, no fue del interés pleno seguir apoyando el sector hotelero”, indicó Zapata.
 
 
Armando de la Cruz, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, manifestó que junto con Posadas, fue de las cadenas que innovaron en la hotelería corporativa durante los años setenta, la cual durante la última década ha tenido un crecimiento exponencial con otras marcas como City Express e Ibis.
 
 
Al haber vendido la mayoría de sus hoteles y no seguir apostándole a este tipo de hotelería, Aristos desaprovechó un gran nicho de negocios, consideró de la Cruz.
 
 
Los hoteles que aún opera Aristos están en Puebla, Acapulco y Cuernavaca.
 
 
El cambio en sus estrategias de negocios aún no han dado los resultados deseados, ya que durante el tercer trimestre del 2013 tuvo una caída en ingresos del 55 por ciento, respecto a igual periodo de 2012, al pasar de 260 millones 604 mil pesos, a 116 millones 577 mil pesos.
 
 
Al cierre de la edición, la empresa no respondió a la solicitud de entrevista.