Empresas

Auge de shale en EU
no ayuda a conductores de autos Mercedes

El auge del shale afecta los bolsillos de los conductores de autos de Mercedes Benz, pues han visto bajas menores en el costo del combustible Premium. La brecha de precio entre los dos grados creció la semana pasada hasta un máximo desde 2008.
Bloomberg
28 octubre 2014 11:1 Última actualización 28 octubre 2014 12:6
El lujoso transporte de los germanos fue nombrado “La cuarta estrella”. (Tomada de Mercedes Benz Oficial)

El lujoso transporte de los germanos fue nombrado “La cuarta estrella”. (Tomada de Mercedes Benz Oficial)

El auge del petróleo de esquisto, también llamado shale, está resultando mucho menos amable para los conductores de Mercedes Benz que para los que van al volante de un Toyota Camry o un Chevrolet Impala.

En tanto los conductores de autos chupadores de gasolina común están pagando apenas 3.04 dólares por galón (4.5 litros) en los Estados Unidos, el nivel más bajo en cuatro años, los que circulan en autos de lujo y requieren sólo los grados más refinados, conocidos como Premium, han visto bajas menores. La brecha de precio entre los dos grados creció la semana pasada hasta un máximo desde 2008.

La perforación de esquisto es una de las principales razones de esta creciente divergencia. El récord de petróleo que se extrae actualmente de las formaciones de esquisto estadounidenses tiende a ser transformado más fácilmente en gasolina de bajo octanaje. Esto está contribuyendo a hacer bajar su precio por debajo del costo del combustible Premium dado que el petróleo crudo estadounidense de referencia se desplomó por debajo de 80 dólares el barril por primera vez desde 2012.



“Estamos a su merced; para seguir circulando, tenemos que pagar el precio”, dijo Joe Uzeta, conductor de ejecutivos en Levi Strauss, mientras cargaba combustible en un auto de empresa en una estación de servicio de San Francisco este mes. Si bien el auto de la empresa estaba cargando Premium, Uzeta dijo que últimamente él abastecía su BMW Serie 5 de 2001 y su Lexus RX 330 de 2005 con gasolina de grado intermedio para bajar los costos.

La brecha entre la gasolina Premium y la normal creció 40 centavos por galón la semana pasada, según el automóvil club AAA con sede en Heathrow, Florida. La diferencia era de apenas 13 centavos en enero de 2009.

PETRÓLEO DE ESQUISTO

Es toda la gasolina de bajo octanaje en el petróleo de esquisto lo que la hace más compatible para mezclar en la gasolina normal. Los petróleos extranjeros, de los que Estados Unidos depende menos a medida que crece la producción local, tienden a producir mejor el combustible de alto octanaje, dijo John Auers, vicepresidente de Turner Mason Co., una consultora con sede en Dallas.

Las empresas que emplean nuevas técnicas de perforación para llegar a los depósitos de petróleo de esquisto aumentaron un 66 por ciento la producción estadounidense en los últimos cinco años, contribuyendo a crear una saturación del suministro que hizo bajar el crudo WTI un 23 por ciento en los últimos cuatro meses.

El costo promedio de la gasolina minorista en los Estados Unidos caerá por debajo de  los 3 dólares en algún momento en las próximas semanas y podría eventualmente caer por debajo de los 2.90 dólares si se tienen en cuenta los precios actuales del petróleo, dijo Patrick DeHaan, analista sénior en materia de petróleo en GasBuddy Organization LLC de Chicago.

La gasolina para entrega en noviembre perdió 0.6 por ciento hasta 2.1564 dólares el galón en las operaciones electrónicas de la bolsa de Nueva York a las 11:24 horas de Singapur.