Empresas

Trump podría complicar el mercado mexicano para Telefónica

Ángel Vilá, director financiero de la compañía, indicó que se analizará cómo focalizar sus operaciones en el país, toda vez que no ven racionalidad en la fijación de precios y no la consideran sostenible.
Bloomberg
16 noviembre 2016 16:58 Última actualización 16 noviembre 2016 19:5
Telefónica

La operadora española también tiene problemas más antiguos, vinculados con su incapacidad de llegar a un mercado más allá del de telefonía celular. (Bloomberg)

Telefónica, la empresa europea de telecomunicaciones con mayor presencia en Latinoamérica, prevé que la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos empeore un mercado de por sí difícil para las operadoras de telefonía en México.

“Estamos analizando las opciones, hay distintas opciones orgánicas”, afirmó el director financiero Ángel Vilá en la conferencia de Morgan Stanley TMT en Barcelona.

“Seremos muy pragmáticos en un mercado que no es bueno –con las elecciones de la semana pasada, aún menos”.

Los mercados mexicanos han estado en descontrol desde la elección de Trump el 8 de noviembre, agitados por las preocupaciones de los inversionistas en torno a las políticas económicas de la nueva administración estadounidense.


El peso ha perdido alrededor de un 9.6 por ciento en relación al dólar
desde el día de las elecciones, más que cualquier otra de las
principales monedas, mientras que el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores ha retrocedido alrededor del 7 por ciento.

La volatilidad es agravada por la propia situación de Telefónica en el país, donde desde hace algún tiempo ha sostenido que la competencia es demasiado agresiva, impulsada en parte por la llegada de AT&T Inc., argumento repetido por Vilá el miércoles.

La operadora española también tiene problemas más antiguos, vinculados con su incapacidad de llegar a un mercado más allá del de telefonía celular. En el 2014, Telefónica sostuvo conversaciones para comprar a la operadora celular Grupo Iusacell SA, más tarde adquirida por AT&T.

México es un mercado problemático”, dijo Vilá. “Estamos viendo un comportamiento que no es muy razonable”. La fijación de precios agresiva no es racional y Telefónica no la ve como sostenible, afirmó Vilá.

La compañía está en proceso de analizar maneras de focalizar sus operaciones, “quizá a ciertas áreas geográficas dentro del país, o segmentos de clientes, y estamos buscando maneras de ser más efectivos en términos de inversiones en bienes de capitales”, dijo Vilá. “Pero seremos muy pragmáticos”.