Empresas

Con la compra del FT, Nikkei incursionará en medios de habla inglesa tras años de intentos

La compra del Financial Times es un primer paso para que el diario nipón pueda expandir sus fronteras, luego de décadas intentos fallidos por trasladar su posición dominante fuera del país. 
Reuters
24 julio 2015 9:14 Última actualización 24 julio 2015 9:14
Nikkei. (Bloomberg)

Nikkei

La compra del diario Financial Times por mil 300 millones de dólares al conglomerado editorial británico Pearson marca la culminación de décadas de intentos por parte del grupo japonés Nikkei para ingresar en los medios de habla inglesa.

El diario insignia de Nikkei, que tiene una tirada de su edición matinal que supera los 3 millones de ejemplares, goza de una reputación de imprescindible en la comunidad financiera y de negocios de Japón y se califica a sí mismo como el periódico económico de mayor venta en el mundo.

No obstante, ha tenido dificultades para salir de su mercado local desde que fue publicado por primera vez en 1876 como un reporte de precios de materias primas por una empresa comercial.

El periódico creció hasta convertirse en el principal diario económico de Japón e incluso el índice financiero de referencia del país lleva su nombre, tal como sucedió alguna vez con el Financial Times.

Pero el diario nipón ha tenido dificultades para traducir su posición dominante en los medios de habla japonesa en un éxito entre los lectores angloparlantes en el mercado internacional.

Fue publicado por primera vez como periódico semanal en inglés en la década de 1960, pero un plan de volverlo al formato diario -durante los años de auge económico japonés a fines de los 80 y comienzos de los 90- fracasó luego del estallido de la burbuja financiera.

El periódico semanal Nikkei siguió existiendo pero en 2013 fue renombrado, junto con su correspondiente sitio de internet, como Nikkei Asian Review, adoptando un formato de revista que el año pasado tuvo una circulación de alrededor de 12 mil copias semanales, con más de 90 por ciento de sus ventas en Asia.

El Nikkei también estuvo asociado durante años con Dow Jones, editor del Wall Street Journal, lazo que terminó en la última década.

Con profundos vínculos con las corporaciones japonesas, el diario es famoso entre los inversores por sus anticipos de ingresos corporativos que mueven mercados días antes de que las empresas difundan sus datos oficialmente.

Esa característica de aparentes filtraciones extendidas al Nikkei generó críticas en momentos en que el Gobierno del primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha estado instando a una mayor transparencia corporativa para atraer la inversión extranjera.

El intento de Nikkei por ampliar su presencia más allá del mercado doméstico coloca al grupo entre una serie de compañías que buscan su horizonte más allá de la frontera asiática.