Empresas

Con esta startup, tu perro ayudará a que otro can pueda comer

Croquetero, una empresa mexicana miembro de Google Business Group, ha donado más de 70 toneladas de alimento a albergues para perros y gatos.
Nieves Tejada
21 julio 2017 16:0 Última actualización 21 julio 2017 16:40
Perro (Especial)

Perro (Especial)

Emprender no es fácil y menos aún lograr un impacto social en paralelo al negocio, pero Gabriel Porteny ha logrado ambas cosas con Croquetero, una tienda electrónica de productos para mascotas que dona parte de sus ventas a centros de adopción de perros y gatos en México.

Gracias a sus logros, Croquetero se convirtió en la única empresa del continente americano en entrar este año al Google Business Group, una comunidad de profesionales en negocios presente en más de 26 países cuyo propósito es inspirar a más emprendedores a llevar sus negocios al terreno digital.

En cuatro años, Croquetero ha donado más de 70 toneladas de alimento a través de su fundación De la Calle a la Casa, a la que dan dos por ciento de cada compra que se realiza en su plataforma, así como alimentos que de otra forma resultarían desperdiciados.

Esta fundación verifica que los centros de adopción tienen poblaciones animales adecuadas al tamaño del lugar, para evitar que vivan en condiciones iguales o peores que en la calle, y hace un seguimiento continuo, con el objetivo de que el animal rescatado sea rehabilitado y encuentre un hogar.

Sólo los centros certificados pueden recibir alimentos donados y actualmente la red de la fundación está conformada por 11, pero espera cerrar el año con 20 unidades. En lo que va de 2017, han logrado concretar más de 500 adopciones.

Además, cuentan con el programa 'Rehabilita tu centro de adopción', para aquellos centros que buscan mejorar. En la convocatoria anual se escoge a un centro que recibe una bolsa de 50 mil pesos para mejorar sus instalaciones a lo largo del año.

La fundación también cuenta con la ayuda económica de Google Grant, a través del cual se destinan 10 mil dólares mensuales en especie, en forma de publicidad de AdWords. Esto les ha permitido alcanzar más de 10 mil visitas mensualmente e incrementar el número de adopciones.

Gracias a la combinación de varias herramientas de la tecnológica, Croquetero logró desde su creación hasta la actualidad mantener un crecimiento constante tanto en número de clientes recurrentes como en ventas.

1
Ayuda a un perro, salva a cientos

 

Croquetero perro (Especial)

De formación economista, Gabriel Porteny decidió dejar el sector de la banca de inversión, en el que ejerció durante cuatro años, y especializarse en administración de empresas con un enfoque en responsabilidad social.

Aunque ya tenía la idea de crear Croquetero, el detonador fue una experiencia personal: el haber rescatado en una carretera a Xanti, una perrita callejera desnutrida y abandonada.

“No es que nunca me hubiera cruzado con un perro en situación de calle, pero nunca me había tocado cargarlo, llevarlo a un veterinario, ayudarle en su recuperación y esta experiencia me marcó mucho en ese momento”, relata.

Además, coincidió que ese mismo año ocurrió un escándalo de maltrato en la cadena líder en el sector de menudeo de productos para mascotas, +Kota.

“En muchos lugares del mundo está penado vender animales en tiendas de menudeo y en México es algo que se continúa haciendo a pesar de que hay esfuerzos por intentar que esto no suceda”, explica Porteny, quien subraya que es necesario regular la actividad de los criadores.

El próximo 29 de julio en el Teatro María Teresa Montoya, ubicado en la delegación Benito Juárez, la fundación organiza el seminario 'Profesionaliza tu centro de adopción', su primera iniciativa divulgativa y didáctica en la que quieren presentar ejemplos de buenas prácticas de centros de adopción para que otros puedan conocerlos.

Además, cada año organizan en áreas públicas de CDMX el evento CroqueFEST, con una asistencia media diaria de entre 5 mil y 10 mil personas que llegan con sus mascotas. Durante el evento se ofrecen actividades para mascotas como sesiones de etología y entrenamiento con el objetivo de concienciar a las personas sobre la tenencia responsable de mascotas.