Empresas

Empresas con escándalos en el extranjero hacen negocios por 8,500 mdd en México

Empresas internacionales como OHL, CAF, Odebrecht o Siemens, son firmas que estuvieron o siguen envueltas en presuntos fraudes y corrupción en el extranjero, pero en México encontraron un mercado sin restricción, en donde suman inversiones por 8 mil 500 millones de dólares en los últimos 18 meses.
Axel Sánchez
10 agosto 2015 21:51 Última actualización 11 agosto 2015 4:55
Obras de OHL México. (Cortesía OHL)

Pese a que OHL ha sido multada en España, en México ganó los 3 proyectos de infraestructura más importantes licitados en 2014. (Cortesía OHL)

Empresas con antecedentes de corrupción y fraudes en otros países encontraron en México un mercado sin restricciones para hacer negocios, pese a su pasado.

Las españolas OHL y CAF; la alemana Siemens; las brasileñas Odebrecht y Camargo Corrêa; el colombiano Grupo Ethuss y la francesa Sanofi son algunas de las compañías con grandes operaciones en México que estuvieron o siguen envueltas en presuntos fraudes y corrupción en otros países.

Sin embargo, en México suman inversiones por 8 mil 500 millones de dólares en los últimos 18 meses.

Ana Lilia Moreno, investigadora senior del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), consideró necesario que el gobierno analice la situación legal de las empresas en otros países con el fin de proteger los recursos públicos.

“Se debe contar con reglamentos específicos sobre la revisión de compañías que participen en licitaciones, puesto que está en juego el dinero de la población”, dijo Moreno.

Odebrecht está en el ojo del huracán en Brasil, donde se le acusa de sobornar a directivos de Petrobras para ganar contratos. El presidente de la empresa, Marcelo Odebrecht, se encuentra bajo arresto preventivo, acusado de corrupción y lavado de dinero.

Sin embargo, en México, la firma construye el mayor proyecto de inversión en el sector petroquímico de México, Etileno XXI, en el que se invierten 5 mil 200 millones de dólares, a través de su subsidiaria Braskem y de su socio Idesa.

Otro caso es el de OHL, que en 2011 fue multada por repartirse licitaciones junto con otras 47 constructoras en España y en 2013 fue acusada de participar con ‘donativos secretos’ al Partido Popular, antes y durante el gobierno de José María Aznar.

Pese a sus antecedentes, la empresa ganó en 2014 los tres proyectos de infraestructura más importantes de México por 26 mil millones de pesos: la construcción del primer tramo del tren México-Toluca, la concesión de la autopista Atizapán-Atlacomulco y el segundo piso de Puebla.

Actualmente, OHL México lucha por apagar un escándalo provocado por la publicación de audios en el que se involucra a sus directivos en actos de presunta corrupción.

Cristina Amieva, socia de González Muñoz Abogados, despacho especializado en infraestructura, explicó que existen protocolos internacionales para la investigación de empresas que cometen actos de corrupción en otros países; sin embargo, estos no se aplican en licitaciones con carácter nacional.

Otro es el caso de Siemens, que fue inhabilitada por la justicia brasileña para participar en licitaciones públicas en ese país entre 2015 y 2020 por haber pagado sobornos en concursos del gobierno, pero en México, la firma es uno de los principales socios de la Comisión Federal de Electricidad.

Sobre el fabricante de trenes CAF pesan demandas en Rumania por las sospechas de dar sobornos para obtener una licitación para proveer de material rodante a Metrorex, el operador del metro de Bucarest.

Pero en México, CAF es el principal proveedor de trenes para la Línea 12 del Metro y acaba de ganar el contrato de material rodante del tren México-Toluca.

web_corruptos_01
parte2_corruptos_01