Empresas

Comprar o rentar, ¿qué es más conveniente?

Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda, recuerda que rentar no siempre significa "tirar el dinero a la basura" o comprar es "hacerse de un patrimonio". 
Redacción
05 junio 2014 17:21 Última actualización 09 junio 2014 16:18
Finanzas personales

Finanzas personales

La vivienda representa el desembolso más grande que muchos tendrán que hacer a lo largo de su vida, es por ello que una de las disyuntivas más grandes en finanzas personales consiste en si debemos comprar o rentar.

Resuelve tu deuda, la primera reparadora de crédito establecida en México, recuerda a los consumidores que no siempre “rentar es dinero tirado a la basura”, o “comprar es hacerse de un patrimonio”.

La decisión entre rentar o comprar un inmueble debe ser congruente con la situación y el estilo de vida.
 
Juan Pablo Zorrilla, codirector general de Resuelve tu Deuda, señala que hay mucha gente que cree que tener una hipoteca significa hacerse de un patrimonio, cuando la realidad es que en muchos casos el dinero desembolsado pertenece al banco.

"Ese crédito hipotecario tiene un impacto financiero llamado renta, por lo que tienes que considerar cuál renta es más cara: el alquiler de un departamento o casa, o la renta de la hipoteca", apunta Zorrilla.

Asimismo, apunta que en la actualidad, la renta que cobra el banco por la hipoteca suele ser más cara. Durante los primeros 5 años del crédito, se llega a pagar alrededor del 90 por ciento en intereses.

Cuando se pretende ocupar una vivienda por corto tiempo, como es el caso de los recién casados que en algunos años necesitarán una vivienda más grande, es más ventajoso rentar.

Basta un ejemplo. Para adquirir un departamento de 2.5 millones de pesos, una pareja entrega un enganche de 375 mil y financia 2 millones 125 mil pesos restantes.

A una tasa del 10 por ciento anual y pagando un promedio de 17 mil 678 pesos mensuales, después de 5 años habría pagado aproximadamente un millón 61 mil pesos de intereses, y su aportación al capital de la hipoteca sólo asciende a 73 mil 874 pesos.

En cambio, rentando un inmueble similar por 15 mil pesos mensuales y ahorrando la diferencia entre el pago del alquiler y lo que habría pagado mensualmente de hipoteca, a los 5 años habrá pagado únicamente 900 mil pesos de renta, por lo que tendrá 274 mil 575 pesos  ahorrados.

No sería sino hasta el mes número 198 –el año 16 de una hipoteca de 20 años– que su “patrimonio” superaría lo que podría ahorrar rentando. En ese mismo mes, el dinero “perdido” de pagar renta por fin superaría al dinero que entregaría en intereses de la hipoteca.

En este sencillo ejemplo arroja que rentar significa un saldo positivo de 435 mil pesos contra la opción de comprar un inmueble que sólo se va a utilizar durante cinco años.

Sin embargo, es responsabilidad del consumidor estudiar su situación propia y elegir la opción que más le convenga.