Empresas

Compra de AstraZeneca beneficiaría a la
ciencia: Pfizer

Al argumentar que AstraZeneca impulsaría la innovación en ciencia y aceleraría el desarrollo de nuevos tratamientos, Pfizer buscó calmar los temores por la compra de la farmacéutica británica.
Reuters
07 mayo 2014 10:33 Última actualización 07 mayo 2014 10:34
Salud

Pfizer. (Reuters)

LONDRES.- El laboratorio Pfizer buscó calmar los temores de que su propuesta de compra de AstraZeneca por 106 mil millones de dólares implique un revés para la investigación farmacológica, al argumentar que la nueva compañía impulsaría la innovación en ciencia y aceleraría el desarrollo de nuevos tratamientos.

En tanto, el primer ministro británico, David Cameron, dijo el miércoles que quería una evaluación de sus ministros sobre la oferta de adquisición.

El acuerdo sería la mayor compra de una compañía británica por parte de una firma extranjera y ha generado la preocupación de que el recorte de costos resultante pueda llevar a la pérdida de miles de empleos cualificados, lo que minaría la base científica del Reino Unido.

AstraZeneca, la segunda mayor farmacéutica de Gran Bretaña, ha rechazado sucesivos intentos de su rival estadounidense.

Como la oposición política al proyecto creció, Pfizer reiteró su compromiso con el acuerdo, publicando un gráfico en su página de internet que señala los beneficios de una fusión.

El laboratorio estadounidense indicó que el grupo combinado sería capaz de expandir su investigación global, acelerar el desarrollo de tratamientos y ampliar su presencia en mercados emergentes.

Una fusión Pfizer-AstraZeneca sería el negocio farmacéutico más grande del mundo y le ahorraría a Pfizer miles de millones de dólares en impuestos al cambiar su domicilio a Gran Bretaña, aunque aún seguiría siendo manejada desde Nueva York.

En una creciente disputa verbal, el laboratorio estadounidense citó al ex presidente ejecutivo de la rival de AstraZeneca GlaxoSmithKline Richard Sykes diciendo que el acuerdo era una "oportunidad fantástica" y que "Pfizer es serio y tiene mucho dinero para gastar".

No obstante, Cameron enfrenta creciente presión de los legisladores británicos para que se aseguren los compromisos sobre empleos, investigación y propiedad intelectual.

El mandatario no quiso responder si pretendía abrir un proceso formal de evaluación sobre el interés público de una posible fusión, pero dijo que estaba de acuerdo con el secretario de Empresas, Vince Cable, que el martes dijo que el Gobierno podía aplicar dicha medida.

"Estoy absolutamente de acuerdo con lo que dijo ayer (martes) el ministro de Empresas, pero dejen que sea claro, la intervención más importante que podemos hacer es respaldar los empleos británicos, la ciencia británica, la investigación y desarrollo británicos, la medicina británica y la tecnología británica", señaló Cameron al Parlamento.

"Quiero la evaluación del departamento de negocios sobre este acuerdo. Y juzgaré todas estas cosas en función de si expande el empleo, la inversión y la ciencia británicas", agregó.